24 de abril 2017 - 23:57

Efecto Lousteau: sondean a Sanz como candidato porteño

• LA INTERNA DEL EXSENADOR MENDOCINO CON CARRIÓ COMPLICA EL EXPERIMENTO RADICAL
Es un globo de ensayo de Radicales en Cambiemos, los inorgánicos que buscan frenar el desembarco del exembajador en Capital Federal.

Rosada. Fernando de Andreis y Gustavo Lopetegui, el viernes en Casa de Gobierno, con el foro de legisladores provinciales de la UCR que armaron Juan Nosiglia y José María Corral. El Gobierno hace equilibrio en interna. radical.
Rosada. Fernando de Andreis y Gustavo Lopetegui, el viernes en Casa de Gobierno, con el foro de legisladores provinciales de la UCR que armaron Juan Nosiglia y José María Corral. El Gobierno hace equilibrio en interna. radical.
El radical que más influye en Mauricio Macri no tiene territorio. Ernesto Sanz, autor intelectual de Radicales en Cambiemos, un colectivo que busca bloquear la adhesión de la UCR a la candidatura de Martín Lousteau en Capital Federal, volvió a ponerse a disposición del Presidente. Ese sector del radicalismo porteño disidente, donde también aparecen Facundo Suárez Lastra y Jesús Rodríguez, lanzó un globo de ensayo para mostrarle los dientes al centenario partido que lidera Emiliano Yacobitti, vía Enrique Nosiglia, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: la posibilidad de que Sanz se sume a la boleta porteña en las elecciones legislativas de octubre para frenar la expansión de Lousteau.

Disidentes

La UCR disidente, que responde a Sanz en vez de a José María Corral o a Nosiglia, ya celebró al menos dos reuniones para evaluar la posibilidad de sumar al ex senador mendocino a la lista de candidatos nacionales por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El principal impulsor del plan es Facundo Suárez Lastra, quien la semana pasada animó el lanzamiento de Radicales en Cambiemos junto a Sanz y Rodríguez, entre otros. El mendocino, que también tiene asiento en la Capital Federal en un departamento sobre la Avenida Libertador, es un hombre del Presidente. Armó la Convención Nacional de Gualeguaychú en 2015, piedra fundacional de la presidencia Macri.

Sin puentes con el radicalismo mendocino, monopolizado por Alfredo Cornejo con la única sombra de Julio Cobos, el expresidente de la UCR está a disposición de la Casa Rosada en caso de que Lousteau se posicione en las encuestas como competidor de Elisa Carrió. Sin embargo, la relación Sanz-Carrió no pasa por el mejor momento y la consagración de la diputada de la Coalición Cívica como cabeza de la boleta nacional incomoda al mendocino para cambiar de distrito.

La relación de la UCR con Macri es pendular. En Santa Fe, el Gobierno nacional congeló a Corral como candidato ya que el jefe nacional del radicalismo, también intendente de la capital provincial, no impidió que el partido otorgara libertad de acción para cerrar alianzas políticas de cara a las elecciones. En la Ciudad de Buenos Aires, la lapicera de la UCR está a cargo de Yacobitti y Nosiglia, quienes este fin de semana volvieron a reclamar la celebración de Primarias entre Lousteau y quien defina Horacio Rodríguez Larreta como candidato/a, en este caso Carrió.

Para calmar los ánimos, el viernes pasado en el Salón Sur de la Casa Rosada, Gustavo Lopetegui y Fernando De Andreis recibieron al foro de legisladores provinciales de la UCR. Este colectivo, lanzado por Corral, nació como un vehículo político para que el radicalismo territorial tenga interlocutores directos con el Poder Ejecutivo Nacional en el año electoral.

Dejá tu comentario