EJÉRCITO

Edición Impresa

Una imagen cotidiana en la Ciudad Juárez. Peritos policiales investigan la escena del crimen luego de un tiroteo entre narcos. El Gobierno mexicano envió a 5.000 soldados y policías a reforzar los operativos contra el narcotráfico en la fronteriza localidad, atormentada por una ola de violencia de los carteles de la droga. El primer contingente de 1.900 agentes arribó el sábado. Se trata de la mayor movilización militar desde que comenzaron las operaciones en diciembre de 2006 y pese a las cuales el año pasado murieron más de 5.600 personas por enfrentamientos entre bandas y fuerzas de seguridad.

Dejá tu comentario