2 de noviembre 2016 - 00:00

El antichavismo suspendió sus medidas de fuerza tras la liberación de tres políticos

En el marco del diálogo auspiciado por el Vaticano, el Gobierno venezolano sacó de la cárcel a tres dirigentes de la oposición. “Estamos buscando una solución pacífica”, dicen desde la MUD.

Un paso atrás. El jefe del bloque chavista en la Asamblea, Héctor Rodríguez, y el presidente del cuerpo, el opositor Henry Ramos Allup, destacaron las concesiones mutuas que buscan garantizar el diálogo.
Un paso atrás. El jefe del bloque chavista en la Asamblea, Héctor Rodríguez, y el presidente del cuerpo, el opositor Henry Ramos Allup, destacaron las concesiones mutuas que buscan garantizar el diálogo.
Caracas - La oposición venezolana acordó ayer posponer "por unos días" el debate previsto en la Asamblea Nacional (AN) para enjuiciar al presidente Nicolás Maduro por "abandono del cargo" y suspender la marcha hacia el Palacio de Miraflores mañana, para evitar contaminar el naciente diálogo entre el Gobierno que, a su vez, liberó a tres políticos presos como gesto.

Al inicio de la sesión, el diputado Julio Borges, jefe de la mayoritaria fracción opositora, pidió diferir los dos puntos previstos ayer de debate "dado el hecho de que en las últimas horas el Vaticano entró formalmente para intervenir en la crisis constitucional y democrática del país".

Posteriormente, el pleno votó y aprobó esa decisión que se produce dos días después del inicio del diálogo político entre el Gobierno venezolano y la oposición con el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la mediación de la Iglesia católica.

Borges explicó que la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) solicitó al Vaticano, para continuar en la mesa de negociaciones, gestionar varios puntos que consideran cruciales en medio de la crispación política.

Entre esos puntos, dijo, figuran la liberación de "presos políticos" en el corto plazo, que el parlamento -actualmente declarado en desacato por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) al que la oposición tilda de afín al Ejecutivo- recupere plenamente su poder, la "urgencia" de un nuevo árbitro electoral y el adelanto de elecciones presidenciales "para que el pueblo pueda votar" en corto plazo.

Asimismo, aseguró que de no cumplirse estas exigencias "en los próximos días" la MUD se levantará de la mesa de negociación.

En este sentido, el presidente de la AN, el opositor Henry Ramos Allup, señaló que la negociación podría implicar "recíprocas concesiones". La oposición venezolana también suspendió una marcha que convocó para mañana al palacio presidencial de Miraflores. "Nos solicitaron que los eventos de marcha sean pospuestos. Es sensato acatar...", afirmó Ramos Allup. "Estamos buscando una solución pacífica para resolver el conflicto que tiene Venezuela. Si el proceso de diálogo no se da, cada cual seguirá activando los mecanismos democráticos y constitucionales", aclaró.

"Tan cogiendo mínimo (se están calmando), muy bien", dijo Maduro ayer en el estreno de su programa radial de salsa. "Felicito a la oposición", agregó.

Más temprano, en el primer gesto del Gobierno con el diálogo, autoridades venezolanas liberaron a tres activistas opositores detenidos hace poco más de un mes. No obstante, los adversarios del presidente pidieron mayores consideraciones.

"¿Quieren diálogo?, pues en esa mesa tienen que estar Leopoldo López, Antonio Ledezma y Manuel Rosales; esos liderazgos que están en la sombra de una prisión", dijo el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, refiriéndose a otros líderes opositores apresados, referentes del antichavismo radical.

Los puestos en libertad son Carlos Melo, detenido por el servicio de inteligencia Sebin, acusado de transportar explosivos; y Andrés Moreno y Marco Trejo, acusados de "lesionar la moral de las Fuerzas Armadas", por la difusión de un video donde se ve a un miembro de la Guardia Nacional que sufre las tribulaciones que enfrentan los venezolanos: inflación de tres dígitos, recesión económica y escasez de bienes básicos.

"Esas fueron decisiones de tribunales en el marco del proceso de diálogo, gestos", dijo Jorge Rodríguez, representante del Gobierno en la mesa de diálogo. "Las investigaciones persisten".

Según grupos de derechos humanos, aún se encuentran privados de libertad más de un centenar de activistas. El Gobierno socialista ha negado la existencia de "presos políticos".

Voluntad Popular, el partido de López que no participa en el diálogo, consideró necesario que continúe lo que llamó "juicio" parlamentario a Maduro, pero manifestó su respeto a la decisión de la "mayoría" de los opositores.

Entretanto, el jefe de la fracción parlamentaria chavista, Héctor Rodríguez, ponderó como un "avance valiosísimo" pero insuficiente la decisión de la mayoría en la AN.

Agencias Reuters, EFE y AFP

Dejá tu comentario