El Bicentenario ya tiene espacio

Edición Impresa

Debe celebrarse la apertura de un nuevo espacio cultural, la Casa del Bicentenario, «pensada como un lugar dinámico para reflexionar sobre nuestra historia e identidad» según Liliana Piñeiro, su directora ejecutiva, conocida por su destacada actuación anterior en el Centro Cultural Recoleta. La sede, Riobamba 985, ocupa dos edificios del siglo XIX con una superficie de 3000 m2 restaurada por Ricardo Olmedo.

En la planta baja hay una instalación audiovisual, «Muchas voces, una historia. Argentina 1810-2010» en seis pantallas que a través de imágenes y sonidos presenta un itinerario desde el 25 de mayo de 1810 hasta este 2010 cuya visión refleja la complejidad del desarrollo de nuestra sociedad con sus progresos y desigualdades, conflictos y logros. La primera muestra temporaria inaugural «Mujeres 1810-2010» está curada por Valeria González: el recorrido se inicia en el primer piso con tópicos que aluden al trabajo, la educación, el feminismo, la política, la radio, la prostitución. Se pasa por «Manifestación organizada por el Partido Socialista celebrando el fin de la guerra» (fotografía anónima 1918), «Huelgas de mujeres 1810-2010», fotodocumental, que recuerda que las ideologías feministas llegaron a fines del siglo XIX. «Biallet Masse, un siglo después» (2006), testimonio de Moira Millán de la comunidad mapuche, afiches del Primer Congreso Femenino Internacional (1910), Alicia Moreau de Justo en el auditorio del Partido Socialista (1939), Eva Perón y el voto femenino, (documental ), a la que Moreau de Justo en 1947 se refirió con un «¡qué bueno!, aunque venga del gobierno peronista!».

«Mujeres Públicas» (Explotación, utilización del tiempo y el trabajo de las mujeres en beneficio de otros), «Anatomía de la minifalda», (Primera Plana, 1967), símbolo de una sexualidad liberada, hasta encontrar «perlas» como «las mujeres debemos quedarnos en nuestras casas a zurcir medias, remendar ropas, a barrer y a cocinar... (texto de lectura para 2° grado de 1920) o realidades trágicas como la instalación mural «La prostitución como construcción discursiva»,»El prostíbulo Safo en Rosario», fotografías de grafitis anónimos.

En el segundo piso, el núcleo «Madres en Lucha», el caso María Soledad Morales, las madres y abuelas de Plaza de Mayo. «La vida en los márgenes» con fotos de mujeres y sus hijos en la Quema (1901), en la vendimia (1935) o en los montes, fotos actuales de 2005-2007. «Amor y Matrimonio». Modelos y rebeldías, la acción famosa de Oscar Bony de 1968, «La Familia Obrera», «Los mitos de la clase media porteña», o volviendo al pasado «El himno se canta por primera vez en la casa de Mariquita», facsímil del cuadro de Pedro Subercasseaux realizado en 1813. «Las mujeres y la Imagen», retratos de heroínas reconocidas o las que han actuado colectivamente o desde el anonimato, «Manuelita Rosas» de Prilidiano Pueyrredón (1851) y, entre otros, «Retrato de Eva Duarte» de Numa Ayrinhac (1948) son también interpretados en esta excelente muestra que exige más de una visita. De martes a domingo de 14 a 21. Entrada libre y gratuita.

Dejá tu comentario