El Calcio, en franca decadencia

Edición Impresa

La Liga italiana, aquella que en algún momento resultó la meca del fútbol mundial, arrojó en el cierre de la temporada 2009-2010 pérdidas por 345,5 millones de euros y sólo 15 de los 132 clubes que la integran reportaron ganancias en sus balances en ese período.

Este resultado se desprende de un informe de «Report Calcio 2011», que analizó al fútbol italiano desde una visión económica y financiera.

El informe también refleja la desproporción entre los costos salariales, superiores a los 1.400 millones de euros anuales, y la inversión en las divisiones juveniles de los 20 clubes de primera división: apenas 69 millones de la misma moneda.

La máxima categoría del Calcio facturó unos 1.536 millones de euros, aunque la mayoría de los ingresos de los clubes está ligada directamente al cobro de los derechos de transmisión televisivos (65%).

Más allá de estos valores alarmantes, lo concreto es que la liga italiana no logró evolucionar en las dos últimas décadas, manteniéndose en una meseta a través de los años.

En 1994, el Calcio figuraba en el primer lugar de las ligas europeas, con una ventaja del 38% sobre la liga francesa, que se posicionaba segunda, precediendo a la alemana, la belga y la española, que recién aparecía en un quinto escalón.

La Premier League inglesa aún estaba más abajo, en un octavo puesto, luego de la portuguesa y la liga rusa.

El reinado del Calcio perduró hasta el último año del siglo XX, donde la liga española pasó al primer sitio europeo, mientras se producía el vertiginoso ascenso de la Premier League, que ya en 2001 había dejado atrás a la liga alemana, a la francesa y comenzaba a acercarse a la italiana.

El Calcio desciende al tercer puesto de la tabla de la UEFA en el año 2004, siendo el fútbol español y el inglés los que dominaban los puestos de vanguardia. Dos años más tarde Italia vuelve a ocupar el segundo escalón del podio pero, inmediatamente, Inglaterra lo vuelve a bajar un lugar en el ranking.

El Calcio se mantuvo en el tercer escalón europeo hasta el año pasado, pero ya esta temporada la liga alemana lo destrona y lo baja al cuarto sitio.

Esto le reporta la pérdida de un puesto en la Champions League a partir de la temporada 2012-2013.

Sin lugar a duda, la Premier inglesa fue la que más evolucionó en Europa, conquistando el primer lugar en 2008 y manteniéndose hasta el presente.

En 15 años pasó de ser la octava liga europea a la primera. Su evolución también fue acompañada por los españoles y los alemanes quienes, en el paso de estos años, crearon planes de expansión e inversión y buscaron fuentes de financiamiento que las convirtieron en potencias europeas.

Es verdad que las crisis económicas mundiales provocaron que las entidades financieras se colapsaban una tras otras provocando un efecto dominó. Uno de los sectores más vulnerables a este fenómeno es, sin duda, el fútbol de Europa, que corre el riesgo de un fallo sistemático. Si alguna de sus ligas tiene problemas de solvencia económica, las demás serán arrastradas y es factible que en menos de dos años peligren hasta llegar al borde de la quiebra.

Dejá tu comentario