El Congreso reabre el lunes para reflotar la polémica por el acuerdo

Edición Impresa

 Los bloques opositores en el Congreso, encabezados por la UCR, el PRO, la Coalición Cívica y el Frente Renovador, activaron ayer los mecanismos legislativos para recibir al fiscal Alberto Nisman e intentar, sin mayoría numérica, habilitar un pedido de juicio político contra Héctor Timerman.

Según la macrista Laura Alonso, Nisman asistirá a la Cámara de Diputados el próximo lunes para brindar un informe a puertas cerradas, mientras que el kirchnerismo parlamentario calificó de "demencial" la citación de Cristina de Kirchner a declaración indagatoria en el marco de la causa que investiga la voladura de la mutual judía AMIA en 1994.

El jefe del bloque de senadores nacionales del Frente para la Victoria, el rionegrino Miguel Pichetto, consideró como "demencial" el pedido de indagatoria a la Presidente de la Nación de parte del fiscal especial para el caso AMIA por la firma del Memorando de Entendimiento con Irán en 2013. Pichetto consideró, además, que "imputar por encubrimiento por sus acciones como Presidenta de la Nación por la firma de un acuerdo y por la búsqueda de la verdad, no puede, en absoluto, ser interpretado como 'encubrimiento'". "Últimamente se toman decisiones en sedes judiciales que tienen contenidos de irracionalidad que convierten en delitos acciones que son propias de otros poderes del Estado", afirmó el senador.

"Considerar la actuación de Cristina de Kirchner de 'encubridora' es desconocer el amplio trabajo que llevó a cabo en la comisión investigadora después del atentado", agregó el senador del FpV. "Es necesario volver a recordar la jurisprudencia de la Corte en materia de acuerdos internacionales que su aprobación es una atribución del Congreso de la Nación y que dicha materia no puede ser judicializada", recordó. Finalmente, el jefe de bloque kirchnerista opinó que "se ha entrado en un camino de total irracionalidad".

El diputado y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, el kirchnerista mendocino Guillermo Carmona, afirmó que la imputación de Nisman contra la Presidente es "desde el punto de vista jurídico, escandalosamente grosera" y advirtió que el fiscal "no avanzó un milímetro en el esclarecimiento del atentado". "Este fiscal pretende ocultar las deficiencias de su investigación con acciones judiciales que tienden a la espectacularidad", se quejó el legislador del Frente para la Victoria. De esta forma, Carmona se sumó a la ola de críticas del oficialismo contra el fiscal y remarcó: "Nisman es parte de la maniobra política electoral que lleva adelante contra nuestro Gobierno parte de la corporación judicial".

En cambio, los diputados de la Coalición Cívica-ARI Elisa Carrió y Fernando Sánchez pidieron "dejar actuar a la Justicia". "Hay que dejar actuar a la Justicia y ver cómo se desenvuelven los hechos a partir del pedido realizado por el fiscal Nisman", dijeron los diputados en un comunicado y señalaron que en junio pasado presentaron un proyecto para declarar la "nulidad absoluta e insanable del pacto con Irán". Además, recordaron que ampliaron los pedidos de juicio político que habían presentado en febrero de 2013 contra Timerman y la Presidente. "Todo lo que el fiscal hoy está planteando en la investigación judicial nosotros lo hemos advertido en el debate parlamentario", sostuvieron Sánchez y Carrió.

El presidente del bloque de diputados de la UCR, Mario Negri, se pronunció a favor de que el fiscal Nisman concurra al Congreso a brindar información sobre la imputación que realizó a la Presidente. Negri consideró que es importante que "el Parlamento vea la gravedad o no de lo que ha hecho el fiscal porque éste no es un tema exclusivamente judicial". Tras señalar que se trata de una denuncia de "gravedad institucional", reconoció que "no imaginaba una presentación de esa naturaleza".

El exdiputado Jorge Yoma, hoy en la oposición al kirchnerismo, rechazó ayer el pedido de Nisman, pese a que, recordó, votó en contra de la aprobación del acuerdo con Irán. Según el exembajador en México, los tratados internacionales aprobados por el Congreso son decisiones políticas no judiciables que escapan a medidas como las que reclamó el fiscal. En una charla radial, Yoma criticó severamente la política exterior del Gobierno, pero despegó al Ejecutivo y al Congreso de reproches por el acuerdo, cuyos términos también criticó.

Desde el massismo, el diputado del Frente Renovador Alberto Asseff dijo que "no puede ser que la denuncia del fiscal no sea tratada en la Cámara de Diputados. No hay verano que valga ante la gravedad de lo que ha dicho el fiscal. Debe venir a la Cámara y los bloques políticos oírlo".

Dejá tu comentario