“El fado es siempre lo profundo y misterioso”

Edición Impresa

Mezcla de sangre española y portuguesa, mujer de tres lugares (su Oporto natal, Madrid y Barcelona), amante cultural de América Latina, artista ecléctica que tiene al fado sólo como una de sus búsquedas, Susana María Alfonso de Aguiar tiene en su haber una docena de discos publicados y un reciente trabajo, "Delikatessen (Café Concerto)" en el que interpreta una mezcla de fados pero también a autores como Astor Piazzolla, Serrat o Armando Manzanero y en el que tiene como invitados a rockeros como Iggy Pop.

Mísia actuará el sábado 17 en el teatro Coliseo junto a su pianista y director musical, el italiano Fabrizio Romano. Dialogamos con ella.

Periodista: ¿Qué lugar ocupa el fado actualmente en su país?

Mísia:
Creo que el fado, como otras músicas urbanas, acompañan el tiempo y la sociedad. Hoy día, en tiempos de globalización, World Music, "Patrimonios de Unesco", Youtube, Spotify y demás, hay una visibilidad enorme para esta música. También el peligro de la moda y la consecuente banalizacion. En la parte musical, es muy positiva la llegada de nuevas voces, nuevos músicos y nuevos públicos jovenes al fado. ¿Pero significa eso contemporaneidad y esencialidad artística? ¿Significa eso un criterio informado de la parte de los públicos? Pues no siempre. Los grupos y familias en el fado muchas veces esconden, como en otras áreas, fragilidades personales. Hay que arriesgar y tener un universo individual.

P.: Fuera de Portugal, se piensa al fado como al único género representativo. ¿Es así?

M:
No, claro que hay, como en todas las culturas, una riqueza musical y cultural más allá del fado. Sería como pensar que en la Argentina sólo existe el tango o el flamenco en España. En este último disco tengo por ejemplo tres invitados que son un excelente ejemplo de otras sonoridades actuales en Portugal. Melech Mechaya, un grupo de jóvenes no judíos que tocan música kletzmer y que están despuntando internacionalmente. Paulo Furtado Legendary Tigerman, de blues y rock, que con su ultimo álbum "True" está en el top de ventas en Portugal y tiene un enorme éxito en Paris. Y por fin, Dead Combo, que hacen fado-rock y western. Aparte, evidentemente está todo el património folklorico de las diferentes regiones, los cantautores, los musicos de jazz y rock, etc. El fado es universal y atemporal, catártico. También para los que no entienden el português, ayuda a limpiar el corazón.

P.: Cuando uno recorre sus biografías, se encuentra invariablemente con la expresión "cantante portuguesa de fado". Sin embargo, su vida ha estado llena de muchas otras cosas . ¿Cómo lo ve usted?

M.:
El fado es lo más profundo y misterioso, como una busqueda de mí misma, interminable. Pero voy y vengo. Soy fiel también a las musicas de mis viajes. He hecho teatro el año pasado, están escribiendo un monólogo para mí ahora. Me gusta hacer todo lo que siento que puedo hacer. Sería una falta de gratitud hacia la generosidad del destino si no lo hiciera. Y como ya no estoy preocupada por las etiquetas, voy sumando, una cosa más otra. No amputo nada me lo quedo todo.

P.: ¿Su actitud renovadora hacia el fado ha sido algo conciente o se fue dando "naturalmente" por su larga estada en Barcelona o Madrid?

M.:
Cuando regresé a Lisboa despues de algunos años en España, no sabía cómo estaba la situacion del fado en Portugal, asi que no me formulé ninguna intención específica más allá de cantarlo como yo quería. Tenia una visión de lo que quería hacer, inspirada por mi estancia lejos de mi país y desde que llegué fui pisando hasta hoy un campo de minas. Empujada por la necesidad de sobrevivencia física y artística. Y aún sigo en ese campo de minas aunque desde fuera quizás no lo parezca. En mi país, sigue habiendo resistencias y vetos a lo que soy por parte de algunas "familias poderosas" del fado. Parece que no puede ser de otra manera.

P.: Con dos países y tres lenguas muy presentes en su vida, ¿cuál siente más como su patria?

M.:
Soy portuguesa; diría más: soy de Porto. Pero tuve el privilegio de ser trilingue (con un switch code muy rápido) y de tener acceso a una cultura ibérica. Todo esto acentuado por ser la tercera generación de artistas del lado materno. Madre bailarina de música clásica española y abuela maravillosa, vedette de music hall y burlesque. Ambas de Barcelona. Además de eso, soy de todos los lugares que me emocionan. No tengo sentido patriótico, creo que deberíamos abolir las fronteras. Lo que se ha conseguido hacer para el capital y las patentes, pero no se consigue para los seres humanos.

P.: ¿Y dónde está nuestro continente en su imaginario estético?

M.
: Es una pregunta difícil pues no lo tengo racionalizado. Me siento próxima y distante de igual modo. Al viajar varias veces me doy cuenta de que es un continente mucho más complejo de lo que el término América Latina pudiera significar simplificando. Yo tengo mi Argentina, mi Chile, mi Colombia, etc, la de los pintores, escritores, músicos, cineastas. Y la del público que conozco. Seguramente, no es lo mismo que si viviera en Buenos Aires o en Medellin. Es la América Latina que yo me he construido durante años a la medida de mis emociones estéticas y tambien de mis complicidades humanas.

P.: ¿Cómo es su relación particular con la música y los músicos de la Argentina?

M.:
He colabrado con el quinteto El Después, no sólo como invitada en sus conciertos en París sino también en la producción en el teatro Nacional de São Carlos de Lisboa de la operita "María de Buenos Aires". Tuve como profesor de danza en Barcelona al maestro Ángel Eleta, primer bailarin del teatro Colón. Soy devota de San Pugliese, como tiene que ser. Además, estoy atenta a la música que se hace en Argentina. Me gustan Gerardo Gandini, la Orquestra Típica Ciudad Baigón, Rodolfo Mederos, Juan Carlos Cáceres, Daniel Melingo, etc . Tambien Marcelo Nisinman. ¡Y soy fan de Susana Rinaldi!

P.: ¿Qué la lleva al eclecticismo de compartir géneros y repertorios con artistas de distintos lugares del mundo?

M.
: Es que soy como una esponja curiosa, me gusta dialogar con otras culturas para entender mejor la mía. Basicamente soy un espíritu libre, una mariposa musical. Voy y vengo por donde me apetece en cada momento.

P.: ¿Eso le ha jugado a favor o en contra en términos de mercado?

M.
: No sabria decirlo. Creo que mi público es lo suficientemente inteligente y sensible para no pretender poseer y domesticar al artista dentro de una jaula. Me parece que les gustan mis aventuras. Y las dificultades que me he encontrado no han venido por mi eclectismo musical. Hace mucho que he comprendido que ser consensual no es mi camino. No pienso en el mercado cuando grabo un disco que va a sorprender, para bien o para mal. El mercado de la música tiene que pasar primero por el corazón. El otro mercado no es mi asunto. Hago lo que me gusta y rezo para que le guste a las personas, pero no al revés.

P.: ¿Cómo construyó "Delikatessen Café Concerto" y qué diría que tiene de distinto o de puntos en común respecto de otros discos suyos anteriores?

M.
: Este disco es totalmente un caso aparte en mi discografía. Es mi primer disco de piano más voz. Es un menú de canciones que nace del miedo de no tener nada en la nevera para comer. No tiene unidad de idiomas ni de género. Hay 5 temas portugueses pero sólo dos fados acompañados al piano. Tiene 6 invitados, de Iggy Pop al tenor mejicano Ramón Vargas. La direccion musical es de un músico napolitano, el maestro Fabrizio Romano. Lo sentí como un disco de pasaje, para preparar el próximo. Pero ya estoy pensando en un "Delikatessen Café Concierto 2", de aquí a unos años.

P.: ¿Cómo será su concierto en Buenos Aires?

M.:
Voy a cantar principalmente el repertorio de este nuevo disco, acompañada por Fabrizio Romano. Pero cantaré también algunos fados de mi repertorio anterior acompañados al piano, como se hacia en los salones del principio del siglo XX. Bueno, y quizás alguna otra sorpresita.

P.: ¿Cómo continúa su año profesional?

M.
: Llegaré a Buenos Aires depués de cantar en Santiago de Chile en el teatro Nescafé, y después seguiré para São Paulo donde haré dos conciertos en el SESC Vila Mariana. Paralelamente a la gira de "Delikatessen", también actúo regularmente con el grupo barroco L'Arpeggiata de Christina Pluhar con quienes participé en su ultimo disco "Mediterráneo". Voy a hacer la apertura del Festival de Fado de Madrid el 19 de junio con un concierto nuevo que se llamará "Mísia. Tributo a Amália Rodrigues", que espero que sea un disco en 2015 . Estoy preparando un programa nuevo para el dia 4 de septiembre en Porto alegre, de nuevo en Brasil, producido por Adriana Calcanhotto. En febrero del año próximo cantaré con la Orquestra Filarmónica de Bremen un repertório de fados y Lieder de Schubert. Tengo también en preparación un monólogo sobre Fernando Pessoa escrito por Karin Serres para 2015. No me acuerdo ahora de nada más, pero por cierto no me aburriré. Entrevista de Ricardo Salton

Dejá tu comentario