El maíz y la soja, con buenas perspectivas técnicas

Edición Impresa

La inflexión bajista que observada en el precio de los granos a partir de julio de 2008, principalmente en los dos cultivos estivales por excelencia como son maíz y soja, ha logrado detenerse en diciembre del pasado año con pérdidas del 60% y del 55% respectivamente, logrando una recuperación parcial en los últimos meses aunque no lo convincente como podía esperarse.
En efecto, desde los mínimos de diciembre último en los 290 centavos/bu para el maíz y 771 centavos/bu para la soja, el precio de estos commodities ha logrado recuperarse en un 40% y, desde entonces, vienen recortando en las últimas semanas parcialmente ese avance desarrollado. Considerando que en la región ya ingresamos en época de cosecha pasa a ser fundamental para el productor tener cierta perspectiva de precios hacia los próximos dos a tres meses principalmente, para entonces con mayor confianza poder tomar una decisión lo más atinada posible en lo que respecta a la comercialización del producto logrado.
Como ya hemos mencionado previamente en otra oportunidad desde esta misma columna, nuestra confianza se inclina por considerar que los mínimos de diciembre de 2008 han sido de importancia y que el proceso de recuperación de estos commodities desde entonces debería ser de un grado mayor en precio a lo visto hasta el momento.
En efecto, si nos centramos en el accionar de la soja creemos que el proceso de caída desde los máximos de 1.046 centavos vistos en marzo pasado es de carácter temporal, idealmente el mismo debería encontrar soporte en la zona ya alcanzada de 900-850 centavos para finalmente desde estas instancias un nuevo trayecto alcista para el commodity se materialice con el objeto de buscar en el corto plazo objetivos de 1.100 centavos y, potencialmente, 1.200 centavos/bu hacia los próximos dos a tres meses. Ante lo mencionado es que resulta favorecido considerar el recorte de las últimas semanas como un movimiento temporal que ya se encuentra en zona de soporte, y a partir de donde deberíamos esperar la reanudación alcista del commodity con el ánimo de buscar hacia los próximos meses los objetivos mencionados.
Por otro lado, si nos centramos en las expectativas de maíz, las condiciones no son diferentes, el proceso de recuperación que diera inicio en los mínimos de diciembre de 290 centavos ha accedido hasta el momento hacia niveles máximos de recuperación en los 429 centavos/bu y, desde entonces, el cereal recorta posiciones. La zona de contención para el recorte ha quedado estipulada en torno a los 300-330 centavos ya alcanzados hacia comienzos del presente mes de marzo. Idealmente, desde esas instancias debemos esperar se haya habilitado un segmento de avance mayor para el maíz que llevó los precios en el corto plazo por encima de los 400-430 centavos para buscar escollos más altos y ambiciosos en la zona de 470 centavos y 520-530 centavos/bu hacia los próximos dos a tres meses al menos.
Ante estas expectativas expuestas se recomienda mantener la calma ante las presiones bajistas de los precios de las últimas semanas, estando expectantes de ver hacia las próximas semanas rebotes mayores en ambos commodities que logren buscar valores superiores a los máximos de enero pasado, para entonces acceder hacia los objetivos más ambiciosos arriba propuestos.
Soja y maíz. Plaza local
En lo que respecta a precios de la plaza local, creemos que el recorte de soja medido por el índice Rosafe y que diera inicio en los máximos de 256 dólares/t habría culminado en los mínimos de 204,8 dólares y, desde allí, el alza en los precios pudo haber quedado retomada como tendencia principal hacia los próximos dos a tres meses al menos. En este sentido, entendemos el ajuste de las últimas sesiones como un movimiento temporal que idealmente debería encontrar soporte en la zona de 225-218 dólares, para luego el alza del commodity retome su curso y entonces la zona de 250-256 dólares no sólo sea nuevamente visitada sino incluso pueda terminar siendo superada hacia adelante en busca de objetivos y escollos más ambiciosos.
Mientras tanto, el accionar del maíz con vencimiento abril, medido a partir del índice Rosafe, se ha comportado de manera más débil. Tras el rebote observado desde los mínimos de diciembre pasado en los 92 dólares hacia los niveles de enero en 127 dólares, los precios vienen recortando posiciones. Creemos que este recorte, a pesar de haber sido importante, se encuentra en zona de soporte y, por lo tanto, esperamos que desde estas instancias en torno a 105-100 dólares/t puedan los precios retomar el accionar alcista buscando recuperar la baja previa desde 127 e incluso
intentando buscar valores superiores hacia más adelante. Veamos...  

Dejá tu comentario