El MPN logró retener ayer la gobernación de Neuquén

Edición Impresa

  Neuquén - Tal como se preveía, el candidato del oficialista Movimiento Popular Neuquino, Omar Gutiérrez (ministro de Economía), se impuso ayer en las elecciones a gobernador (las primeras generales del año) y sucederá a Jorge Sapag a partir de diciembre. Segundo se ubicó el postulante del Frente para la Victoria, el intendente de Cutral Có, Ramón Rioseco, que en lento escrutinio superaba al intendente de la capital provincial, Horacio Quiroga, que estrenó aquí con éxito escaso la alianza UCR-PRO.

El de ayer fue, además, un proceso signado por los contratiempos que provoca en la Patagonia la lluvia de cenizas del volcán chileno Calbuco. Sin embargo, y pese a la presión de los candidatos de la oposición para que se suspendieran los comicios, el nivel de asistencia a las urnas fue alto, superando el 70%. Algo similar a lo que ocurrió en las elecciones de 2011, en circunstancias aún más graves por los efectos de la erupción del volcán Puyehue.

El Gobierno nacional, resignado a sostener con el MPN (gobierna ininterrumpidamente desde hace 32 años) una convivencia política que trasciende los límites locales y da muestras de ello, por ejemplo, en el Congreso, acotó su respaldo a Rioseco a la presencia en la provincia del titular de la Secretaría de Inteligencia, el neuquino Oscar Parrilli. Y ensayó la pícara ecuación de capitalizar para sí la sumatoria de los porcentajes que anoche obtenían Gutiérrez y de Rioseco (más del 65%).

Hace cuatro años, precisamente, la puja por la gobernación repitió este inusual duelo entre aliados al oficialismo nacional. Ese día se enfrentaron el MPN y el Frente Neuquino, compuesto por Martín Farizano, intendente radical de Neuquén, y la senadora nacional Nanci Parrilli, hermana de Oscar, por entonces secretario general de la Presidencia.

Los comicios de ayer además activaron una interesante compulsa de cara a lo que será la nueva conformación de la Legislatura local, donde se imponía también el MPN.

Con la entrada de diputados provinciales bajo el sistema de reparto conocido como D'Hont, el oficialismo se aseguraba la primera minoría. Restaba, sin embargo, saber si con el impulso de las colectoras llegaba a obtener la mayoría. Esa ecuación le permitiría al emepenismo esquivar la necesidad de consensuar proyectos.sensuar proyectos.

El único de los precandidatos presidenciables que se refirieron ayer, al menos hasta las 22, fue el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, de buena relación con el senador nacional del MPN y líder petrolero Guillermo Pereyra.

"Vamos a gobernar trabajando con todos y a retomar la convivencia política, que es lo que quieren todos los argentinos",destacó Massa.

En tanto, Pereyra devolvió la gentileza. "Este triunfo en Neuquén se logró, en gran medida, gracias al apoyo de Massa Presidentemanifestó el sindicalista.

A partir de hoy, la provincia buscará retomar la normalidad tras la erupción del Calbuco con la vuelta a clases, aunque en algunos departamentos se especulaba con la presencia de personal, pero no de alumnos. También llegará la hora de hacer un análisis específico del daño de las cenizas en la economía del distrito.

Con el correr de las primeras horas de hoy también se conocerán los 12 intendentes que se eligieron ayer en Neuquén -la capital, que comanda Quiroga, votará más tarde-, que deberán resolver el problema que tienen en depositar los sueldos municipales después de los últimos aumentos otorgados en los debates paritarios.

Dejá tu comentario