El PBI crecerá un 1,6% menos

Edición Impresa

Los daños económicos causados por la sequía siguen aumentando a medida que se conocen nuevos cálculos de pérdidas. Junto a las mermas que sufrirán los productores y las arcas estatales, ahora también se pronostica una reducción en el PBI nacional, el cual perdería un 1,6% del crecimiento esperado para este año, a causa de la fuerte reducción que sufrirán los cinco principales cultivos.
Según lo realizado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) de la Sociedad Rural, el valor agregado de la cosecha 2008/09 tendrá una baja del 24% respecto de los cálculos estimados a fines del año pasado. En trigo la merma llegará al 49%, en girasol al 40%, en maíz al 34%, en soja al 17%, y en sorgo al 15%.
«Con este escenario y la participación de cada uno de estos rubros en el PBI, a precios constantes, se puede estimar que la pérdida por la menor producción por la sequía restaría un 1,6% del PBI», señaló el instituto que dirige Ernesto Ambrosetti. «Esto representa por lo menos el 40% del crecimiento económico esperado por el Gobierno para 2009», puntualiza el trabajo,
El PBI estimado inicialmente, antes de conocerse el real alcance de la sequía sobre la producción agrícola, alcanzaba los $ 400.058 millones, con un crecimiento del 4% en comparación con 2008. Sin embargo, la sequía retrajo las estimaciones a $ 393.938 millones, es decir, un incremento del 2,4% respecto del año pasado.
El IEE agrega, además, que «este dato se debe interpretar como una consecuencia mínima, puesto que se excluye del cálculo el efecto multiplicador negativo producto de la menor actividad económica en el resto de los eslabones productivos, tanto en la prestación de servicios agropecuarios, el transporte de granos, la molienda, etc., por la menor oferta de granos».
La Sociedad Rural tomó en cuenta el crecimiento estimado por el Ejecutivo nacional en el mensaje que acompañó al envío del Presupuesto al Congreso, momento en el cual no existían indicios concretos de los efectos de la sequía.
La entidad rural recuerda que otras fuentes privadas estiman esa reducción en 2 puntos, mientras que el economista Agustín Monteverde calcula que el efecto de la sequía sobre toda la agroindustria se traducirá en una caída del 2,5 puntos en el PBI. Este último especialista estima además que la retracción del PBI antes de la sequía (por efecto de la crisis) es del 2% negativo, con lo que, sumándole los efectos de la misma, el decrecimiento alcanzaría el 4,5%.
Un reciente informe de los grupos CREA estimó que la disminución del ingreso bruto total del agro este año será de u$s 10.200, al sumar los efectos de la caída de la producción y el derrumbe de los precios internacionales.
Coninagro estimó que las pérdidas para la agroindustria totalizarán unos $ 14.500 millones y el impacto sobre el fisco se calcula ahora en más de $ 6.500 millones durante 2009, equivalente a más del 15% de las retenciones anuales. En materia de exportaciones agrícolas, la baja llegaría a u$s 8.500 millones a causa de la sequía según la consultora Federico Muñoz y Asociados.

Dejá tu comentario