El Tesoro insiste con las Lecap para contener al dólar

Edición Impresa

Ofrecerá una tasa del 4% a 132 días y del 3,45% para el plazo de 374 días. Es la estrategia para absorber los pesos que sobren tras licitación de Lebac.

El Gobierno intentará colocar mañana Letras del Tesoro capitalizables en pesos (Lecap) a cuatro y doce meses con el objetivo de captar los pesos que sobren de la licitación de Lebac que llevará a cabo el Banco Central. Esta medida apunta a evitar una mayor presión cambiaria, que generaría una nueva aceleración sobre la tasa de inflación, como ha ocurrido en los últimos meses con la suba del dólar. Todo esto, en un marco en el cual las expectativas de inflación pasaron de mantenerse cerca del 27% a superar el 40% para 2018 en pocos meses, luego de que el peso se depreciara un 49,5% desde fines de abril. En lo que va del año, el peso perdió un 53,1% contra el dólar, que se encareció 113,3% en la plaza local.

El Ministerio de Hacienda licitará mañana Lecap a 132 días ofreciendo una tasa del 4% capitalizable mensualmente, lo que arroja un retorno cercano al 48% nominal anual. En tanto, por el título a 374 días, el Tesoro dará una tasa capitalizable del 3,45% mensual, dejando un rendimiento por encima del 42% nominal anual. Esto coincide con las proyecciones del Gobierno de que la inflación se irá reduciendo gradualmente en los próximos meses y alcanzaría el 25% en 2019 (algunos analistas estiman una cifra superior), pese a que el Banco Central apunta a un objetivo del 17%. La operación comenzará a las 10 de la mañana y finalizará a las 15 y la suscripción podrá realizarse tanto en pesos como en dólares, al valor del tipo de cambio mayorista que publique hoy el Banco Central, indicó la cartera que dirige Nicolás Dujovne.

En la licitación de Lebac, el Banco Central deberá enfrentar vencimientos por $403.000 millones, de los cuales $300.000 millones están en manos de no bancarios. La autoridad monetaria ya anunció el viernes que renovaría solamente $150.000 millones del total de títulos en poder de entidades no financieras, lo que dejaría afuera por lo menos unos $155.550 millones, 3.800 millones de dólares al valor del tipo de cambio de ayer. Los bancos, en cambio, sólo podrán participar en las licitaciones primarias de Lebac a partir de pedidos de terceros (no bancarios). Sí podrán suscribir a Notas del Banco Central (Nobac) a un año y a Letras de Liquidez (Leliq) a siete días.

Para contener la presión cambiaria, el Banco Central dispuso el viernes una nueva suba de encajes (de 5 puntos porcentuales al 41%) para absorber unos $100.000 millones a partir de mañana. Principalmente debido a que tras la licitación del mes pasado el tipo de cambio trepó de $30 a $40 y a que todavía se están desarrollando las negociaciones con el FMI, que ayer le dio un nuevo guiño al Gobierno (ver pág. 5). El organismo que lidera Luis Caputo ya anticipó que junto a la suba de encajes utilizará a la licitación de Lecap y la venta de divisas para cubrir la cantidad de pesos que queden libres en el sistema financiero. En lo que va del año, el BCRA ya ha decidido subir la tasa de exigencia mínimo de efectivo en seis oportunidades con el objetivo de secar la plaza de pesos. No obstante, parece que en esta oportunidad no subirá las tasas.

Dejá tu comentario