En “defensa” del “malvado” Papandréu

Edición Impresa

Acto I: avanzo con el referendo. Acto II: hago un referendo del referendo. Acto III: no hago ningún referendo. Acto IV: ...(Dios dirá). La pésima opereta que estamos viendo en Europa merece al menos dos observaciones. La primera es que desde que no se pudo ocultar más la crisis, el premier griego no ha hecho otra cosa que utilizar todos los medios a su alcance para continuar en el poder: ha mentido, tomado medidas populistas, fogoneado la insurrección social, empleado los servicios secretos y las fuerzas de choque, etc. (en esto no ha sido muy diferente de Zapatero en España o Berlusconi en Italia). Papandréu avisó muchas veces de lo que es capaz, así que, si traicionó, fue a los ignorantes o necios. Esto significa que el desconcierto de Merkel, Sarkozy y gran parte del mercado es sólo reflejo de su propia incapacidad (durante meses los líderes de la UE negaron la crisis, hicieron lo posible para evadir las soluciones y culparon a troche y moche buscando zafar de su responsabilidad). El conflicto está en que Papandréu quiere en primer lugar salvarse él, en segundo salvar a Grecia, luego Europa y, si cabe, al mundo. Del otro lado, Merkel y Sarkozy quieren salvarse ellos, luego a la comunidad, al mundo y, si cabe, a Grecia. La segunda aclaración es que el gran ganador de la jornada fue Papandréu, que sigue en el poder, durante un rato les hizo pito catalán a los grandes poderes del mundo y logró que la oposición cargara los costos de un problema en el cual él es el principal dirigente (¿el responsable?: el pueblo griego, que lo votó y durante años aprovechó la plata dulce). Si bien el aparente giro en U contribuyó al 1,76% que ganó el Dow (12.044,47 puntos), los titulares que le achacan la suba tienen más de política que de mercado. Es que tanto o más gravitante fueron los buenos balances arribados y la inesperada baja de tasas de Súper Mario (novel presidente del BCE, muy preocupado por la caída de los títulos italianos y los reclamos portugueses de un nuevo plan antidefault), que permitió reapalancar muchas de las posiciones que se habían desarmado lunes y martes. Usted qué opina, ¿el mundo está hoy mejor que una semana atrás? Para quienes 24 horas es largo plazo, esto no importa.

Dejá tu comentario