Enciende alarmas el Pentágono para frenar libro sobre Bin Laden

Edición Impresa

Washington - Alarma en el Pentágono. El Departamento de Defensa estadounidense amenaza con poner en marcha todas las opciones legales contra la presunta violación de confidencialidad perpetrada por el autor de un libro sobre la muerte de Osama bin Laden. Obra de un exsoldado de elite que presuntamente formaba parte del comando que acabó con el líder de Al Qaeda, «No Easy Day: The Firsthand Account of the Mission That Killed Osama bin Laden» llegará hoy a las librerías.

«Le advierto de las importantes violaciones de sus compromisos y le informo de que el ministerio está considerando demandarlo», reza según los medios la amenaza del abogado del Pentágono, Jeh Johnson, al autor del libro. Y es que la obra que firma el exsoldado de los Navy Seals cayó como un jarro de agua fría en el Pentágono y la Casa Blanca.

Bajo el seudónimo de Mark Owen, el uniformado describe los detalles de la operación que acabó con la vida de Bin Laden, oculto en su escondite de Pakistán, en mayo de 2011. Pero el panorama que traza difiere sobre todo del presentado por el Gobierno estadounidense. «¡Bin Laden opuso resistencia!», afirmó el entonces vocero del Ejecutivo, Jay Carney.

Sin embargo, según plantea el autor del libro, Bin Laden no pudo oponer resistencia alguna: los soldados estadounidenses dispararon a su cabeza cuando apareció desde la puerta del pasillo, escribe Owen. Cuando el comando especial entró en su dormitorio, el líder terrorista estaba herido de muerte y yacía encogido en el suelo. Entonces, los soldados volvieron a disparar.

Pocos días después de que se anunciara la publicación del libro, el canal de televisión Fox News desenmascaró al autor: se trata de Matt Bissonnette, de 36 años y oriundo de Alaska. Entre tanto, éste ha concedido entrevistas a otros medios. The Washington Post y The New York Times afirman tener en sus manos ya algunos ejemplares.

En el Pentágono se desató la tormenta, al igual que entre los compañeros de Bissonnette. «Si alguien traiciona la confidencialidad y habla de esta manera sobre estos actos heroicos, pronto pueden trazarse conexiones y eso podría poner en peligro nuestra seguridad», advirtió el ex Navy Seal John McGuire ante las cámaras de la CNN.

En el Pentágono siempre fue clave mantener en secreto la identidad del legendario equipo 6 de los Navy Seals. Y, al parecer, los soldados firmaron un compromiso de confidencialidad.

Sin embargo, el reputado abogado Robert Luskin sostiene que el ex Seal «se ha ganado el derecho a contar su historia». Según dijo en una carta al Pentágono, Bissonnette se informó sobre sus derechos antes de firmar el contrato con la editorial y analizó cuidadosamente todos los detalles que pudieran poner en peligro a sus camaradas.

Eso mismo hizo el Pentágono la semana pasada. Exigió un ejemplar a la editorial Dutton, del grupo Penguin. Ésta no sólo se mantuvo firme en cuanto a la publicación, sino que además adelantó la fecha una semana, ya que estaba prevista para el simbólico 11 de septiembre.

Los expertos ven poco probable que el Gobierno estadounidense pueda obstaculizar a la editorial. Peor sería que el Departamento de Justicia inicie un proceso civil para confiscar los libros. Como precedente está el proceso contra el libro del exagente de la CIA Frank Snepp, que en 1977, y sin autorización, escribió sobre sus actividades en la Guerra de Vietnam.

También es posible que el Pentágono intente iniciar un proceso contra Bissonnette por violación de la confidencialidad. Pero según la exjueza del Departamento de Justicia Pat Rowan, el Gobierno pensará mucho en demandar a un héroe de la nación que ayudó a acabar con el enemigo número 1 de Estados Unidos.

Agencia DPA

Dejá tu comentario