Enríquez-Ominami “vende” apoyo a cambio de leyes

Edición Impresa

Santiago - El ex candidato presidencial chileno Marco Enríquez-Ominami instó a los postulantes en carrera Sebastián Piñera, de derecha, y Eduardo Frei, de la Concertación, a que impulsen tres leyes de su proyecto de Gobierno a cambio de su respaldo en el balotaje del 17 de enero.

«Les propongo un desafío. Enero es el mes legislativo. Por qué no hacemos algo. Ingresen tres leyes. Si tanto les gustan mis ideas, si tanto les gusta lo que yo representé, hagamos algo», afirmó el diputado independiente en un espacio de la red de televisión Chilevisión, de propiedad de Piñera.

«El 5 de enero ingresemos al Congreso con urgencia tres leyes: inscripción automática y voto voluntario, desmunicipalizar la educación y desconcentrar el poder», detalló.

Según Enríquez-Ominami, este desafío permitirá apreciar cuál de los dos candidatos presidenciales está dispuesto a recibir sus propuestas y satisfacer a sus electores, que alcanzaron a 1,4 millón (20,62%) en la primera vuelta y cuyo respaldo clave se disputan Piñera y Frei. En las últimas encuestas el primero le sacó al segundo entre 5 y 6,5 puntos de ventaja.

En el mismo espacio, Enríquez-Ominami dijo que convocará a quienes lo apoyaron «a crear todo tipo de instancia para articular esta fuerza de cambio, una fuerza progresista e inclusiva, sea un partido, un referente o una fundación».

Oposición combativa

Agregó que cualquiera de estas alternativas «nos permite afirmar con propiedad hoy día que sea quien sea el (próximo) presidente contará con una oposición combativa y propositiva».

El emplazamiento del ex candidato llega en momentos en que la coordinara de la campaña de Frei, Carolina Tohá, le pide que defina su posición.

«Ciertamente son valiosos los apoyos del entorno de Marco Enríquez, y sería también muy importante que él se pronunciara en algún momento, pero cada una de estas cosas tiene su propia dinámica», sostuvo.

Para Tohá, detrás del electorado que respaldó al independiente «hay una opción de no irse a la derecha pero también hay ciertos reclamos, hay ciertas peticiones y puntos de insatisfacción de los cuales hay que hacerse cargo».

No obstante y pese a que Enríquez-Ominami insistió que tanto Frei como Piñera son candidatos más del pasado que del futuro, expresó su respeto por los sectores que apoyan al de la Concertación.

«Tengo un matiz: detrás de Eduardo Frei, en su base, hay muchísima gente que me parece muy importante, muy valiosa; hay redes, hay gremios, hay libre pensadores, hay hombres y mujeres que yo quiero atender y escuchar», afirmó.

Respecto a las apelaciones que hace Piñera en búsqueda de sus votos, puso un ejemplo sobre sus diferencias: «Yo presenté una ley para derogar la Ley de Amnistía, él presentó una ley para proteger a los militares y violadores de los derechos humanos».

«¿Sabe usted que Sebastián Piñera promovió la impunidad para esos militares? ¿Sabían ustedes que Sebastián Piñera promovió que mi abuela muriera cada día más triste? ¿Cree usted que al senador Piñera yo le tendría una simpatía, una sintonía?», enfatizó el hijo del guerrillero asesinado Miguel Enríquez.

Pero el desafío propuesto por el congresista no cayó muy bien en el Gobierno. Desde La Moneda el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, se apuró a recordar que el Ejecutivo «tiene claramente definida su agenda legislativa» y «no se va a apartar un milímetro de ella»

Hasta el momento, Frei cuenta con el apoyo del Pacto Juntos Podemos, que concentró más del 6% de las preferencias en la primera vuelta. Además, el senador y ex candidato presidencial, Alejandro Navarro, sostuvo ayer que apoyará a Frei, porque éste «dejó de ser solamente el abanderado de la Concertación y ahora lo es de todas las fuerzas democráticas».

Navarro se sumó a la campaña del aspirante democristiano, después que en la primera vuelta, tras declinar su postulación, apoyara la opción de Enríquez-Ominami.

Agencias ANSA, Télam y Reuters

Dejá tu comentario