5 de enero 2011 - 00:00

Evo, campeón de la libre empresa

Evo Morales
Evo Morales
La Paz - En un gesto insospechado dados sus antecedentes ideológicos, el presidente de Bolivia, Evo Morales, admitió ayer que los 10 dólares por barril de petróleo pagado a las empresas privadas, frente a los 90 dólares que vale en el mercado internacional, no les permite recuperar inversiones ni tener ganancias, lo que ha desincentivado la producción de combustibles líquidos.

El gobernante habló del tema en una conferencia de prensa con medios extranjeros, en la que explicó la necesidad de que el precio de los combustibles fluctúe según el mercado internacional para incentivar las inversiones privadas en la exploración.

«Cualquier empresa tiene derecho a recuperar su inversión y tener derecho a las utilidades. Si en este momento al operador (privado), al prestador de servicio, al socio, sólo se pagan 10 dólares por barril, con eso no se recupera ni su inversión, menos puede tener utilidades», reconoció.

Desde hace siete años el precio del barril de petróleo en Bolivia está congelado en 27 dólares, de los que sólo diez van a las firmas que de esa suma derivan sus costos de producción y eventuales utilidades porque los restantes 17 se dirigen a tributos del Estado.

La semana pasada, el Gobierno anunció subas de los combustibles de hasta un 82 por ciento para revertir la situación, pero la convulsión social resultante lo obligó a dar marcha atrás.

Agencias EFE y DPA

Dejá tu comentario