Excelente performance para los mercados de materias primas

Edición Impresa

Hubo una recomposición de precios para el barril de petróleo, la harina de soja y el zinc. Además, el último informe del Usda tuvo un impacto inicialmente negativo para el maíz y constructivo para la soja.

 El efecto del "brexit" no ha logrado impactar sustancialmente en las plazas granarias, mucho más influenciadas a esta hora por la marcha del clima en el medio oeste estadounidense, factor del cual se nutre exclusivamente el mercado a esta altura del año.

A pesar de las recientes noticias provenientes de Londres, los mercados de materias primas concluyeron con una excelente performance en el segundo trimestre de este año, conquistando una mejora promedio del 13%, de acuerdo con el índice de commodities que elabora la agencia Bloomberg de Nueva York.

Se destacan en este período la recomposición del precio del petróleo -que volvió a ubicarse en la barrera cercana a los u$s50 por barril-, la harina de soja y el zinc, además de otros metales de uso industrial.

Las mejoras obedecen fundamentalmente a la percepción de la plaza que, ante las marcadas bajas acontecidas en el primer trimestre de este año, se produjeron interrupciones en el suministro de materias primas y recortes en los niveles de producción, además de registrarse mejoras en los niveles de demanda. Aun así, este índice se ubica un 50% por debajo del máximo alcanzado en 2011.

Entre el grupo de los commodities agrícolas se destaca el comportamiento de la harina de soja, que en el período analizado acumuló una mejora del 47%, como consecuencia del impacto del mal clima en nuestra región. Según Goldman Sachs, los fondos que operan en este mercado lo están haciendo con una intensidad no observada desde la sequía del año 2012 en los EE.UU.

Los futuros de gas natural, por su parte, computaron en este trimestre un retorno del 28%, a partir de la baja de las cotizaciones registradas en marzo, que marcaron el peor nivel desde 1999.

Finalmente, se reportó que en los EE.UU. se han implantado en esta campaña un total de 33,8 millones de hectáreas con soja, cuando el mercado aguardaba en promedio una cifra cercana a los 34 millones de hectáreas. La siembra actual implica un crecimiento del 1% respecto de lo implantado en la campaña precedente.

La superficie a dedicar con maíz, por su parte, se amplía en esta campaña un 7% respecto de la anterior, con un estimado de 38,08 millones de hectáreas, bastante superior a los 37,6 millones que el mercado aguardaba.

Por otra parte, las existencias de maíz en los EE.UU. en este trimestre se ubicaron en 120 millones de toneladas y los de soja en 23.7 millones de toneladas, superiores en ambos casos a lo previsto por los operadores.

El reporte tuvo un impacto inicialmente negativo en las cotizaciones de maíz y sumamente constructivo para las de soja.

La relación de precios entre ambos cultivos alcanzó, consecuentemente, una relación histórica récord. Las cotizaciones de la soja nueva triplican a las del maíz en el mercado de Chicago, y algunas opiniones estarían indicando que este ratio se podría llegar a expandir un poco más.

El USDA informaba esta semana que los cultivos de maíz en situación "buena a excelente" llegan al 75%, sin cambios respecto a la semana anterior y 69% del año pasado a esta fecha.

Se encuentran atravesando la etapa de polinización el 15% de los cultivos, en comparación con 6% de la semana previa y 10% del año anterior.

Por su parte, la soja en condición "buena a excelente" asciende al 70% del total implantado, comparado con 72% de la semana anterior y 63% del año pasado.

En trigo de invierno, los cultivos "buenos a excelentes" llegan al 62%, sin cambios respecto a la semana anterior y 40% del año pasado.

Ya se encuentra recolectada el 58% de la superficie dedicada con este cultivo, en comparación con 45% de la semana anterior y 50% del año anterior.

El trigo de primavera "bueno a excelente" llega al 72%, sin cambios respecto a la semana pasada y 70% del año pasado a esta fecha.

El USDA reveló recientemente su informe trimestral de existencias de granos en los EEUU y el reporte definitivo de siembra de los principales cultivos de verano. La atención de la plaza se encontraba centrada precisamente en este último informe, ya que la mejora relativa en las cotizaciones de Chicago del complejo oleaginoso en detrimento del resto de los granos, alimentaron la idea de un incremento en el área de cultivo de la soja, algo que el mercado descartaba a esta altura, aunque el detalle puntual del aumento en la superficie de cultivo era un dato a incorporar en los precios.

(*) Director de Panagrícola

Dejá tu comentario