Febrero: el que apostó al dólar ganó 2,4% (Merval perdió 5,6%)

Edición Impresa

Fue en un contexto de mayor volatilidad a nivel global, ante la suba de la tasa de los bonos del Tesoro a diez años y de la inflación esperada en EE.UU.

La inserción de Argentina al mundo logró diversos beneficios para el país en los últimos dos años, como lograr colocar deuda a tasas más baratas que en el gobierno anterior. Sin embargo, en esta oportunidad, el mercado local sintió los efectos de la mayor volatilidad a nivel global y de la toma de ganancias que se registró en los principales mercados del mundo. Esto llevó a que, durante febrero, el Merval cayera un 5,6%, pero en lo que va del año todavía acumula ganancias del 9,7%. Pese a esta merma, la bolsa porteña logró recuperar parte de las pérdidas de principios de mes, cuando terminó por debajo de los valores del indicador a comienzos del 2018.

Entre las bajas, que llegaron a superar el 21% en el caso de las acciones del panel líder, la mayoría de las acciones pertenecen al sector de utilities, principalmente papeles ligados al gas, que habían registrado fuertes subas en enero. Agrometal (-21,1%) lideró las pérdidas, mientras que Comercial del Plata (-21%) y Aluar (-15,3%) completaron el podio. Por debajo se ubicaron Consultatio (-14,6%), Distribuidora de Gas Cuyana (-13,5%), Central Costanera (-13,4%) y Grupo Concesionario del Oeste (-11,8%), entre otros. A contramano, entre las subas, hubo diversas empresas que se beneficiaron por la suba del dólar a nivel local y del petróleo a nivel global. En este lugar se ubicó Petrobras (+8,8%), que lideró los incrementos. Por debajo se ubicaron Banco Macro (+8,6%), Cresud (+7,5%), Transener y Tenaris, que avanzaron un 3,2%, entre otros.

Sabrina Corujo, de Portfolio Personal, consideró que la baja de febrero "no fue algo que no pudiera esperarse, quizás sorprendió la magnitud". "Faltaba una excusa para una toma de ganancias a nivel internacional, tras las fuertes subas acumuladas, y la volatilidad aumentó con la suba de la tasa de los bonos del Tesoro a diez años y la mayor inflación esperada en Estados Unidos", explicó. Respecto a la Argentina, Corujo remarcó que "la baja de febrero convalidó la idea de que de ahora en más habrá un mercado más selectivo". Y "por más que el país esté a la expectativa de ingresar como economía emergente en el MSCI y de algunos eventos políticos, no podrá despegarse de la tendencia mundial", agregó.

En este marco, el dólar trepó durante febrero un 2,4% a $20,42, en un contexto donde se esperan menos dólares provenientes de la soja en los próximos meses debido a la sequía que afecta a diversas zonas del país y por la dolarización de las carteras de los inversores, tras el aumento de la volatilidad en el exterior. En sintonía, el dólar "blue" avanzó un 2% y cerró por debajo del oficial (a $20,35).

Por el lado de la renta fija, los bonos en dólares finalizaron principalmente con bajas, teniendo en cuenta el incremento del riesgo país en el mes (avanzó un 8,29% a 405 puntos básicos). Entre las mayores pérdidas se ubicaron el Argentina 2046 (-5,82%), el Par con legislación argentina (-5,12%) y el Bonar 2037 (-4,15%), entre otros. Los que tuvieron un buen desempeño en el mes fueron los bonos con tasa Badlar, que subieron hasta un 4,25% en dólares por el aumento de la tasa para los depósitos mayoristas, pese a la merma en la tasa de las Lebac, que cerró en 26,75% para los plazos de menor duración. Para los próximos meses, se puede vislumbrar que el mercado argentino no tendrá el viento de cola registrado durante los primeros años de la administración de Mauricio Macri y los inversores deberán volver a guiarse por los fundamentos.

Dejá tu comentario