Fiscal aclaró que se investiga una “muerte dudosa”

Edición Impresa

  La fiscal Viviana Fein reiteró ayer que la carátula de la causa sobre el fallecimiento del fiscal Alberto Nisman sigue siendo "muerte dudosa", luego de los dichos del Gobierno que se inclinó por la teoría del asesinato. "Muerte dudosa", respondió escuetamente Fein durante una improvisada conferencia de prensa en la cual eludió referirse al último mensaje de la Presidente, en el que mostró un giro en su postura sobre el caso.

Fein señaló que empleados de la Unidad Fiscal (UFI) AMIA, la oficina que encabezaba el fallecido fiscal, irán yendo a la Fiscalía a dar

sus testimonios "progresivamente". Dijo, además, que no iba a "hacer pública" la situación de Diego Lagomarsino, el colaborador de Nisman que le prestó la pistola calibre 22 con la que el domingo supuestamente se pegó un balazo en la sien.

Respecto de cómo una persona pudo entrar con un revólver calibre 22 por el control de seguridad del edificio Le Parc, donde vivía el fiscal fallecido, la fiscal Fein señaló que "el señor Lagomarsino iba muy seguido a la casa del doctor Nisman" y que "sólo tenía que anunciarse en el registro de visitas".

Fein
también sostuvo que no iba a "llamar a declarar" al histórico agente de inteligencia Antonio Horacio Stiusso, alias "Jaime", quien a mediados de diciembre fue echado del cargo de jefe de Contrainteligencia por el entonces flamante secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli.

Stiusso
, admitió Nisman antes de morir, fue uno de los principales colaboradores de la investigación sobre el atentado a la AMIA y sostenía la pista iraní.

"A Stiusso no lo voy a llevar a declarar. Con Lagomarsino estamos evaluando con la doctora Palmaghini si debe ser citado nuevamente o qué vamos a hacer", dijo Fein y agregó sobre el experto en informática que "el lunes declaró la facilitación del arma" a Nisman "y nada más".

Fein
señaló también que "la nueva huella plantar de la mano que se encontró al lado de un equipo de aire acondicionado frente a una ventana-puerta que está en la cocina", lo que se definió como un "pasadizo" entre el departamento de Nisman y uno contiguo, va a ser "cotejada" con personal de mantenimiento de Le Parc que frecuentaba esa zona.

Dejá tu comentario