FR de Massa pide ser querellante en la causa

Edición Impresa

 El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, anunció ayer que su espacio se presentará como "querellante" en la causa que investiga la muerte del fiscal federal Alberto Nisman. "Tomamos la decisión de hacer una presentación en las próximas horas. Nos vamos a presentar como querellantes en las causas, un poco para garantizar el ordenamiento y el funcionamiento de esas causas, pero también para que la sociedad se sienta representada", sostuvo el precandidato presidencial tras reunirse con el titular de la Asociación de Magistrados, Ricardo Recondo.

Al salir de la sede de la entidad ubicada en la zona de Tribunales, el diputado nacional consideró: "Es muy importante que lleguemos a la verdad y no nos resignemos a vivir con la impunidad y el miedo". Massa estuvo acompañado por sus pares del bloque Darío Giustozzi y Adrián Pérez, quienes también lo acompañaron al acto organizado por la AMIA y DAIA para pedir que se esclarezca el atentado y las causas del fallecimiento de Nisman.

También ayer el titular del Juzgado Federal en lo Contencioso Administrativo Federal Nro 2, Esteban Furnari concedió una acción de amparo presentada por los diputados nacionales del Frente Renovador, Pérez y Graciela Camaño, contra la designación de 16 fiscales por parte de la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó. En línea con los autos de presentaciones similares hechas por el diputado Mauricio D'Alessandro y la Asociación de Magistrados, la resolución del juez Furnari suspende las resoluciones firmadas por la procuradora general el último día hábil del año 2014, que alegaban la entrada en vigencia de las disposiciones del nuevo Código Procesal Penal.

"Las designaciones fueron realizadas irregularmente. Existe una sola forma constitucional y legal de ser fiscal en la Argentina: el concurso de oposición y antecedentes del que surge una terna y la elección presidencial dentro de esa terna, cuyo candidato deberá contar con el acuerdo del Senado. Todo lo demás es ilegal y puede perseguir un sinfín de intenciones espurias, como en este caso, perseguir la impunidad", explicó Pérez.

Mancha de sangre

Massa
había exigido que no quede "impune" la muerte del fiscal Nisman, a la que consideró como una "mancha de sangre que ha caído sobre las instituciones" del país, y pidió la apertura de sesiones extraordinarias en el Congreso para disolver el Memorando con Irán.

El exjefe de Gabinete enfatizó que "la sociedad espera que esta muerte no quede impune, que tenga resultado de verdad y que la Justicia actúe con libertad e independencia". "Creemos que esta muerte, que es un punto de inflexión en la historia democrática argentina debe servirle a la sociedad argentina para encontrar el camino de verdad respecto del atentado a la AMIA en 1994", remarcó.

"Es imprescindible que todos aquellos que tenemos responsabilidad institucional en la Argentina nos expresemos, porque la sociedad así lo espera", agregó el precandidato presidencial, y resaltó la necesidad de "llegar a la verdad" en la causa AMIA "para recuperar la confianza en la Justicia". Señaló, además, que es "fundamental la intervención de la Corte Suprema de Justicia a fin de asegurar la libertad de trabajo y preservación de la prueba, provisión de la seguridad necesaria para el equipo de trabajo de la Fiscalía especial y continuidad de la investigación denunciada" por Nisman contra los funcionarios del Gobierno.

Dejá tu comentario