Fuerte alza de los subsidios a energía y transporte en julio

Edición Impresa

Ya en agosto, el Gobierno buscó enfrentar esa situación con el aumento en el precio mayorista de la energía, la rebaja en el valor del gas para la generación eléctrica y el incremento en el boleto de trenes y colectivos.

En julio, los subsidios económicos crecieron un 246,9% respecto del mismo mes de 2017, incluyendo los destinados a gastos corrientes y gastos de capital, según reveló un estudio de IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal) conocido ayer. Dentro del total, los subsidios a la energía avanzaron un 290,8% y los dirigidos al transporte registraron un crecimiento en torno del 135%, en relación a julio de 2017.

Según el documento, "al comparar las erogaciones mensuales de los subsidios a la energía, se observa un constante crecimiento mensual de las mismas que comenzó en mayo". Esto es atribuible al impacto de la devaluación en los valores que reconoce Cammesa a las generadoras, mientras el precio mayorista de la energía que pagan los usuarios se mantuvo sin cambios hasta agosto.

Por eso, de acuerdo al IARAF, las transferencias a Cammesa avanzaron un 352% en julio de este año en relación con el crédito devengado en el mismo mes de 2017. Pero en el acumulado entre enero y julio, los fondos destinados a esa entidad que opera el despacho eléctrico crecieron un 55,3% en relación a igual lapso de 2017.

Según el informe, en la Ley de Presupuesto para este año se proyectaron transferencias a Enarsa por un equivalente a $12.727,3 millones para "financiar erogaciones destinadas a solventar la diferencia entre el precio de importación del combustible y el precio del mismo en el mercado interno". Sin embargo, indicó el IARAF, a julio, las partidas devengadas por Enarsa equivalen a $12.886 millones, lo que implica una sobre-ejecución de la partida presupuestada (101%) y un crecimiento igual al 129%. (Esto también se debe a la devaluación del peso porque Enarsa es la que afronta el pago del gas de Bolivia y del GNL que llega en barcos al país).

El IARAF también indicó que dentro de los subsidios al transporte se observa que el principal programa corresponde a Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte. A julio se registra un devengamiento de fondos por $23.817,5 millones, lo que equivale a un crecimiento en torno al 31,3% con respecto al mismo mes de 2017.

El informe reveló que si se considera el período enero-julio, el crédito devengado acumulado al séptimo mes evidenció una variación positiva por primera vez en el año: los subsidios económicos avanzaron un 12,5% con respecto al mismo período del año pasado.

Tendencia

El IARAF destacó que el crecimiento del acumulado se explica, principalmente, por el quiebre de tendencia que experimentaron los subsidios a la energía. Detalló que en el acumulado a abril, las partidas devengadas para energía eran un 47,7% inferior (-$14.207 millones) a las destinadas en igual período de 2017. En el resto de los meses la tendencia se fue revirtiendo y en el acumulado a julio, los subsidios a la energía crecieron un 11,8% con respecto al crédito devengado entre enero y julio de 2017. Por su parte, los subsidios al transporte registraron un desempeño más estable a lo largo de este año, creciendo un 13,6% en relación al período comprendido entre enero y julio del año pasado.

Por último el IARAF concluyó que "de mantenerse la tendencia señalada, los subsidios económicos podrían experimentar un crecimiento real a lo largo de 2018, lo que podría llegar a implicar una mayor participación de los mismos en el Producto Bruto Interno". Y añadió que "resulta esencial analizar la dinámica de los mismos en lo que resta del año para definir su aporte a la baja del peso del gasto primario necesaria para alcanzar la meta fiscal equivalente al 2,7% del PBI".

Dejá tu comentario