Gas: cada vez más distritos no pagan el cargo tarifario

Edición Impresa

La aplicación del cargo tarifario en las facturas de gas con el propósito de cubrir los costos de importación del producto está derivando en un embrollo judicial porque la Justicia en primera instancia está dictando medidas cautelares en varias jurisdicciones, con diferencias en la fecha de aplicación y en las órdenes emitidas. Se advierte, además, un número creciente de distritos que logran el amparo y otros que están a punto de presentarlo, lo que conspirará contra la intención del Gobierno nacional de compensar el gasto en la importación.

La única presentación que hubiera tenido alcance nacional fue la realizada por el ex defensor del pueblo de la Nación Eduardo Mondino, pero la Justicia rechazó en abril el pedido de amparo, por lo cual la Defensoría apeló en segunda instancia, sin que hasta ahora haya pronunciamiento.

La Defensoría de la Nación advirtió ayer que «el actual escenario en los servicios de gas y electricidad es crítico, toda vez que nos encontramos frente al peligro de inminentes cortes ante una eventual modificación de la situación judicial y existe una situación de desconcierto e incertidumbre que provoca reclamos permanentes por parte de los usuarios».

Según el informe de la Defensoría, las disposiciones sobre tarifas de gas y electricidad que son de 2008 «derivaron en desmesurados aumentos en los valores de las facturas, arrojando montos irrazonables desde el punto de vista económico y constituyéndose en arbitrarios e ilegales por contrariar principios elementales de justicia contenidos en la Constitución nacional».

El informe indicó que «si bien mediante distintas resoluciones se exceptuó del pago a distintas categorías de usuarios por un período determinado (hasta agosto), la realidad indica que por las bajas temperaturas, los usuarios tuvieron mayores consumos, produciéndose un incremento del 300% en las facturas de gas por aplicación del cargo tarifario».

A fines de abril se conocieron las primeras cautelares para Salta, Jujuy y Tucumán. En la primera de esas jurisdicciones, la Justicia ordenó a la distribuidora Gasnor a discriminar el cargo extra generado por el Decreto 2.067 de 2008, de modo que los consumidores pudieran pagar sólo la primera parte de la factura.

Con la llegada de las primeras facturas de la temporada más fría, la reacción saltó en las provincias patagónicas. En Santa Cruz, la Justicia dictaminó que la distribuidora Camuzzi del Sur no podrá cortar el suministro a los usuarios que, habiendo recibido la factura con aumento, decidan no pagarla.

En Chubut, la Justicia Federal hizo lugar el último lunes a una medida cautelar pedida por el fiscal de Estado, con el respaldo explícito del gobernador Mario Das Neves el viernes pasado. La resolución judicial ordenó suspender el cobro de las facturas con aumentos desmedidos, y obligó a Camuzzi SA la refacturación para eliminar el cargo dispuesto por el Decreto nacional 2.067/08 y que se evite también el corte del suministro.

En el Sur

La reacción adversa también se registró en localidades de Neuquén, como Cutral Có; y de Río Negro, como Villa Regina, lo que derivó en un pedido de amparo del defensor del pueblo de la segunda provincia nombrada. Por ahora, el Gobierno de Jorge Sapag no parece decidido a impulsar un recurso similar, pero otros actores podrían presentarse en la Justicia, porque además será difícil que Neuquén termine siendo la única provincia patagónica que pague el cargo tarifario.

En Escobar, localidad del norte de Buenos Aires que pertenece a la concesión de Gas Natural Ban, el juez Faggionato Márquez también dictó una medida cautelar que prohíbe a la empresa cortar el suministro a los usuarios que no paguen en esa localidad. En Santa Fe, la Justicia admitió una demanda de la Unión de Usuarios y Consumidores a fin de que se declare inconstitucional el Decreto 2.067, pero no dio lugar al amparo para evitar el corte del servicio por falta de pago.

Desde el Gobierno nacional y aun desde las distribuidoras que recaudan, pero no perciben el cargo tarifario, se insiste en que los hogares alcanzados no superan el 10% en cada distrito. Sin embargo, las bajas temperaturas, sobre todo en el Sur, podrían elevar el número de consumidores alcanzados, aun cuando en la Patagonia el umbral a partir del cual se paga el cargo es más alto y las facturas están beneficiadas con un subsidio.

Lo que está ocurriendo parece resultado de la falta de gradualismo con que se ajustaron las tarifas de gas en hogares que estaban congeladas desde 2001. La debilidad política del Gobierno alienta, además, a presentar posiciones diferenciadoras a los gobernadores.

Dejá tu comentario