Gobernadores arman frente minero

Edición Impresa

Un grupo de gobernadores de provincias con explotación minera se reunió anoche en el Ministerio de Planificación Federal con el titular de esa cartera, Julio De Vido, y el secretario de Minería, Jorge Mayoral, para analizar el desarrollo de la actividad y «unificar» posiciones ante la escalada de protestas de los ambientalistas.

Allí avanzaron en la generación de una Organización General de Estados Mineros, que funcionará como hermana de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI).

De esta forma -explicó uno de los asistentes- estas provincias trabajarán en forma coordinada con el Estado nacional para desarrollar una política minera en consonancia con los lineamientos federales.

Además -según trascendió- se analizaron propuestas para que las mineras aumenten sus niveles de tributación.

Para ello se impulsarían asociaciones entre los Estados provinciales y las empresas multinacionales
que operan los yacimientos, para que las provincias reciban más dinero.

«Cada provincia va a definir el marco de aprobación de este tipo de proyectos; no se trata de una cuestión federal», señaló uno de los gobernadores que asistió anoche al cónclave en Buenos Aires.

Del encuentro participaron los mandatarios José Luis Gioja (San Juan); Lucía Corpacci (Catamarca); Luis Beder Herrera (La Rioja); Martín Buzzi (Chubut); Eduardo Fellner (Jujuy) y Alberto Weretilneck (Río Negro), además de enviados provinciales de Santa Cruz, Salta, Mendoza y Neuquén.

Se trató, en rigor, de una reunión preparatoria para la cumbre que mantendrán hoy en la Casa de Salta, para avanzar en la definición de un documento conjunto.

«El Gobierno nacional quiere instalar el tema, pero repartir el costo político con las provincias», evaluó, filosa, una voz del interior, luego del llamado días atrás de la presidente Cristina de Kirchner a activar «un debate serio» en el país sobre la producción minera frente al reclamo de los ambientalistas.

La avanzada se da en el marco de la escalada de protestas y piquetes en contra de la megaminería y las explotaciones a cielo abierto, que retomaron la escena nacional a principios de enero con fuerza en La Rioja y ahora pusieron el foco en Catamarca.

Como hicieron las productoras de petróleo y de gas la semana pasada, ayer las provincias mineras avanzaron en el análisis de la firma de un pacto federal en donde se fije una posición conjunta sobre cómo promover y controlar los procesos productivos que forman parte de la actividad.

En ese marco, la cuestión de la renta minera es, además del problema ambiental, una de las preocupaciones de los jefes de Estado. El santacruceño Daniel Peralta dijo que la renta que la minería debe dejar en la provincia y la contratación de pymes locales para la prestación de servicios al sector son los temas centrales que se deben debatir.

Peralta anticipó que las provincias buscarán en conjunto «un marco donde la actividad tenga mejores y mayores resultados» que los actuales, para volcar más recursos a sus presupuestos y determinar «la renta minera que debe quedar para el país».

Dejá tu comentario