8 de noviembre 2013 - 00:00

“Good news, bad news”

“Good news, bad news”
¿Lo de ayer fue un aviso? Lo cierto es que cayeron fuerte todos los índices de Wall Street: Dow Jones -0,97%; S&P 500 -1,32%; y NASDAQ -1,90%. Y eso a pesar del buen dato del PBI del tercer trimestre, que superó las previsiones. Pero la reacción del mercado fue mala, porque la lectura es que la recuperación económica acerca el retiro de los estímulos por parte de la Fed. O sea, regresó la paradoja del "good news is bad news". Apuestan por más correcciones en las próximas jornadas. Claro que contemplando las ganancias que se acumulan en lo que va del año, estas bajas parecen por ahora una sana depuración. De todos modos los mercados, y en particular el dólar, descontaron que la reducción de las inyecciones monetarias no comenzaría antes de marzo de 2014. Encima hoy se conocerá el dato de empleo de Estados Unidos de octubre, y viendo cómo el mercado se tomó el buen dato del PBI cabe esperar una mala respuesta si la lectura queda por encima de los 120.000 puestos de trabajo esperados. Respecto del PBI del tercer trimestre que subió un 2,8% (consenso del 2%) algunos sostienen que no es positivo porque se debe a la acumulación de inventarios (0,8%), por ello aconsejan tomar la aparente aceleración en el crecimiento con cautela.

Creen que la Fed querrá ver más aceleración en el gasto de las familias y las empresas antes de concluir que el crecimiento se encuentra en una senda sostenible. Pero indudablemente ayer el protagonista de la sesión en Wall Street fue Twitter. Tras fijar el miércoles el precio de su salida a Bolsa en 26 dólares por acción, sus papeles marcaron un primer precio en 45,10 dólares y llegaron a subir un 90 por ciento, hasta 50,09 dólares. Al final cerró con ganancias del 72%, en 44,90 dólares.

Dejá tu comentario