Gracias a la nube

Edición Impresa

En la actualidad y por primera vez, hay cinco generaciones que conviven en el mismo lugar de trabajo, todas con diferentes antecedentes en tecnología y expectativas en cuanto a comunicación y colaboración se refiere. Estos grupos están atravesados por la 4ta Revolución Industrial, la revolución de la innovación. En la cual la tecnología tiene un impacto muy grande en todo lo que hacemos, atraviesa nuestras prácticas, ideas y cultura, nos moldea como personas y ciudadanos.

La tecnología promueve la movilidad, algo que generó un cambio en la vida personal y profesional de las personas, generando espacios de trabajo modernos bajo tres pilares: colaboración, innovación y productividad. Los dispositivos inteligentes, las interfaces naturales para el usuario y la accesibilidad cambiaron la manera en que las personas se conectan, trabajan, comunican y colaboran creando un cambio positivo en comunidades de todo el mundo.

En este marco, las nuevas generaciones valoran trabajar en empresas que generen un impacto positivo en la sociedad. Por eso, en este nuevo contexto el papel es un símbolo de trabajo que queda en el pasado. Papel cero, además de ayudar a cuidar el planeta, también tiene que ver con las demandas y los hábitos de las nuevas generaciones de poder desarrollarse en espacios más abiertos, flexibles, amigables con el cuidado del medioambiente y que se ajusten a sus necesidades.

Esto es posible a través de la nube, que habilita a personas y organizaciones para que puedan progresar en un contexto donde los recursos son escasos. Permite encarar desafíos económicos al optimizar presupuestos y operaciones, aprovechar características de almacenamiento, realizar copias de seguridad y cargas de trabajo con mayor eficacia y menos esfuerzo y hacer uso inteligente de los datos. Todo esto trae consigo una reducción en el uso del papel y un uso más eficiente de los recursos.

Apostar por el poder de la nube permite, no sólo lograr mayor productividad y colaboración entre equipos, sino que también ayuda a las empresas a reducir la energía entre un 30% y un 90%, dependiendo del tamaño de la organización. Por ejemplo, un ambiente en la nube, sin papel, también permite respaldar todos los datos, aumentar niveles de seguridad, mejorar la clasificación de documentos y evitar riesgos relacionados con la vulnerabilidad del papel frente a humedad, fuego, inundaciones, como también espacios físicos de guardado.

En pos de la sustentabilidad y los espacios de trabajo modernos, las empresas tenemos que comprometernos en minimizar el impacto que nuestras operaciones puedan tener en el medio ambiente y en las comunidades, la tecnología nos habilita para descubrir e implementar formas innovadoras para un futuro sustentable.

(*) Gte. general de Microsoft

Argentina

Dejá tu comentario