Granos siguen aislados de la crisis financiera

Edición Impresa

El mercado de commodities agrícolas se mantiene aislado de la debacle financiera que azota los mercados del mundo. Pese a que los granos en el mercado de Chicago mostraron tendencias dispares, se sostienen los precios altos lejos de la «inestabilidad especulativa», según señalaron los analistas. La soja registró ayer una leve baja del 1,67% y se negoció a u$s 438 la tonelada; el maíz cayó el 0,38% a u$s 257 la tonelada, mientras que el trigo subió el 0,31% y se cotizó en u$s 234 la tonelada.

«Los commodities se vienen sosteniendo. El embate de la crisis lo llevan bastante bien. Pero hay que esperar la definición de la oferta sudamericana, luego de que se aleja el temor de La Niña, aunque puede haber un wheather market (mercado climático), pero va a ser una buena cosecha. Tal vez no con el récord de la última, pero vamos a estar cerca de 50 millones de toneladas (en la Argentina), y va a suceder lo mismo con los brasileños», dijo ayer a este diario el director de Agritrend, Gustavo López.

La cosecha en América del Sur se anuncia de muy buena calidad, lo que debería contribuir a un descenso de los precios. Los cereales cultivados «tienen muy buenas condiciones de crecimiento, con una escasa humedad», explicó el analista de US Commodities, Don Roose. El mercado referencial se mantuvo expectante ayer por el informe mensual de las autoridades agrícolas estadounidenses que será divulgado mañana. El documento del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) es particularmente esperado ya que llegará en un momento en el que finalizan las cosechas de maíz y de soja, por lo que se podrá tener una estimación más precisa del nivel de la producción. «Es realmente lo que ha orientado a la baja los precios» del maíz y la soja, destacó Roose.

«Hay una oferta importante, aunque de todas formas hay una merma desde Estados Unidos. El informe del USDA dirá cómo cierra la cosecha, pero los rindes de maíz son bajos en Estados Unidos y al ser una tendencia alcista para uno genera arrastre en los otros», detalló López. Por este motivo el país del norte debió reducir su ritmo de exportaciones, a lo que se debe sumar que «China no compra a los ritmos de antes. Cuando entre la cosecha de Sudamérica el aumento de su demanda va a seguir sosteniendo el nivel de precios», agregó el director de Agritrend.

En cuanto a los datos de este año, el analista advirtió además que «nunca se llegó a niveles muy bajos del precio de la soja. Es un año donde la oferta y la demanda, o sea los fundamentales del mercado y no lo especulativo, hace que se mantengan el precio del maíz y de la soja».

Por otro lado, la evolución de la crisis en Europa continúa influyendo. «Cada día suministra una mala noticia y el mercado no sabe cómo va a evolucionar esto», observó Roose.

La soja muestra desde hace dos semanas una tendencia volátil en el mercado de Chicago, con una banda de fluctuación de entre u$s 435 y u$s 450 por tonelada aproximadamente, mientras que a nivel local es escasa la actividad, con precios deprimidos. Así lo analizó el último informativo semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario, al consignar que hay «dificultades para definir una tendencia».

Según la BCR, «esta volatilidad está fuertemente atada a la incertidumbre económica internacional, fundamentalmente por las dificultades que está teniendo la eurozona para contener sus problemas de deuda».

Dejá tu comentario