Graves incidentes y heridos por corte en la ex línea Roca

Edición Impresa

Trabajadores ferroviarios bloquearon ayer durante más de 8 horas las vías a la altura de la estación Avellaneda e impidieron que el servicio del ex ferrocarril Roca funcionara normalmente, con miles de pasajeros afectados, en especial en la hora del regreso a sus hogares.

Esto generó el enojo de los usuarios que derivó en serios incidentes en la terminal Constitución donde se registraron al menos 4 heridos entre ellos una oficial mujer.

Los manifestantes levantaron el corte en Avellaneda recién pasadas las 19, tras momentos de tensión por la presencia de la Guardia de Infantería de la policía. En tanto, al mismo tiempo que se decretó la suspensión de la medida de fuerza en Constitución los pasajeros indignados por no poder regresar a sus casas se enfrentaron con la policía que custodiaba el lugar.

Allí, un grupo de personas comenzó a arrojar piedras que provocaron rotura de vidrios y de objetos lo que generó al menos 4 heridos a raíz de la agresión, según la información brindada al cierre de esta edición.

La decisión de levantar la medida de fuerza se tomó una vez comenzada la reunión con el subsecretario de Transporte, pero según un vocero que representaba a los manifestantes, de no resolverse los reclamos, durante la jornada de hoy se realizarán varios cortes más. «Esto no es contra el usuario, por eso decidimos hacerlo a las 11 de la mañana, para no perjudicar», aseguró, aunque la protesta se prolongó durante toda la tarde de ayer.

Según se indicó, luego de varias charlas se acordó que el subsecretario de Transporte recibiera a nueve representantes de los trabajadores junto con un abogado en el Ministerio de Economía. Al comenzar la reunión, los trabajadores acordaron que levantarían el corte, situándose a los costados de la vía, la cual abandonaron una vez conocido el principio de acuerdo entre las partes.

Más temprano la policía tenía la orden de desalojar a trabajadores ferroviarios que realizaban el corte en las vías de la estación Avellaneda. Por esa razón el ferrocarril prestó un servicio limitado entre las estaciones Quilmes-La Plata y Temperley-Ezeiza y en el lugar se hizo presente el cuerpo de infantería, que finalmente no debió intervenir.

Los gremialistas denunciaban que hay 1.500 trabajadores tercerizados que desde hace tres años cobran la mitad del sueldo de los empleados de planta y solicitan que se igualen las condiciones de trabajo. Además revelaron que desde noviembre de 2009 se produjeron varios despidos y solicitan que se reincorpore de inmediato a los trabajadores.

En un comunicado enviado ayer se indicaba que los trabajadores tercerizados de la concesionaria del ex ferrocarril Roca (UGOFE) reclamaban «la reincorporación de despedidos y el pase a planta permanente de 1.500 empleados de estas contratistas truchas». «La patronal se negó durante meses a atender a los compañeros y tomó represalias contra los activistas. El corte de vías es el producto de la intransigencia de la empresa, que está incurriendo en este fraude laboral con el financiamiento de los subsidios estatales», reveló el comunicado.

El mismo continuó: «Desde la Agrupación Causa Ferroviaria hacemos responsable a la UGOFE y a los jefes del operativo represivo montado en el corte por la seguridad de los manifestantes y de los pasajeros. Apoyamos el reclamo de los compañeros por la reincorporación de los despedidos, el pase a planta de todos los contratados y el cese de la persecución sindical».

Dejá tu comentario