1 de julio 2015 - 00:00

Guerra entre gigantes: Slim y Televisa rompen contratos con Trump

Donald Trump repite, ahora en clave de campaña, el latiguillo del reallity show que conducía: “Estás despedido”. Sus declaraciones, de fuertes tintes xenófobos, sin embargo, no causan gracia.
Donald Trump repite, ahora en clave de campaña, el latiguillo del reallity show que conducía: “Estás despedido”. Sus declaraciones, de fuertes tintes xenófobos, sin embargo, no causan gracia.
 Ciudad de México - Los magnates mexicanos Carlos Slim y Emilio Azcárraga anunciaron ayer que cancelarán sus negocios con el empresario estadounidense Donald Trump por las agresiones racistas que este lanzó contra los inmigrantes mexicanos al lanzar su precandidatura presidencial por el Partido Republicano.

El Grupo Carso, de Slim -el segundo hombre más rico del mundo, con una fortuna de unos 71.100 millones de dólares, según Forbes- y el Grupo Televisa, de Azcárraga, cancelaron sus negocios con Trump luego de los ácidos comentarios de este, considerados un "insulto a los mexicanos".

El anuncio fue hecho tras la decisión de las cadenas televisivas Univisión, la red de habla hispana más grande en Estados Unidos, en la que Televisa tiene participación accionaria, y NBC Universal, de romper con Trump por la misma causa (ver aparte).

En tanto, como respuesta, el controvertido Trump anunció que demandará a Univisión 500 millones de dólares.

En su primer discurso como precandidato, el empresario de la construcción afirmó que los mexicanos que van vivir a Estados Unidos "nos están trayendo drogas, crimen, son violadores", aunque matizó señalando que "algunos, creo, son buenas personas".

Pero lo que causó más indignación en México fue que, en sintonía con el discurso más retrógrado de la derecha republicana, propuso construir "un gran muro" en la frontera sur, y que "México lo pague".

Ora TV, una empresa productora fundada por Slim y el presentador de televisión Larry King, y financiada por la gigante de telecomunicaciones America Móvil, propiedad del magnate mexicano, canceló un programa con participación de las empresas de Trump.

El portavoz de Slim, Arturo Elías, dijo que los comentarios de Trump fueron "racistas" y "totalmente fuera de lugar" y afirmó que "trabajar con alguien tan cerrado no nos parece que vaya a funcionar".

El Grupo Televisa, a su vez, en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, afirmó que recibió "con incredulidad" las declaraciones de Donald Trump y calificó como "inaceptable "cualquier forma de relación comercial con las empresas" del magnate.

Televisa, que participa con las firmas de Trump en la difusión del certamen Miss Universo, afirmó que "no es indiferente ante esas declaraciones y rechaza enérgicamente toda forma de discriminación, racismo o xenofobia".

Lupita Jones, organizadora del certamen Nuestra Belleza México (Miss México), aseguró que México no participará en Miss Universo 2015 y señaló que "como mexicana me siento muy ofendida e indignada, igual que todos" por las afirmaciones de Trump.

"Donald Trump le está haciendo mucho daño a la organización. Miss Universo es un concurso con gran historia en el mundo, que se ha caracterizado por convocar a los países a participar en un evento donde predomina la amistad y la unión, echando abajo barreras culturales", indicó Jones, Miss Universo 1991.

Al lanzar su precandidatura, ocasión en la que pretendió seducir al sector más conservador del Partido Republicano, Trump se vanaglorió de no necesitar que nadie financie su campaña, algo que haría, afirmó con su fortuna de 8.300 millones de dólares.

Agencias ANSA, y Rueters,

y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario