Gurú calmó quejas del PRO por campaña light

Edición Impresa

Una tenida de tiempo completo concentró ayer a los candidatos a legisladores porteños del PRO y al resto de la bancada legislativa, en el Club de Pescadores de la costanera, para impartirles lecciones de campaña. Especialmente, la movida apuntó a conformar a una porción de la tropa macrista que cree que las consignas «sos bienvenido» y «juntos venimos bien», son tan light que temen perder posición.

Las lecciones estuvieron a cargo del asesor PRO Jaime Durán Barba, un defensor por estas horas de los globos de colores y la alegría como eje del proselitismo macrista. Completaron el menú los ministros de las áreas más acechadas por la oposición para criticar la gestión de Mauricio Macri: María Eugenia Vidal (Desarrollo Social, y candidata a vice), Esteban Bullrich (Educación) y Jorge Lemus (Salud).

Arrancó a las 9 con la exposición de Horacio Rodríguez Larreta, que un grupo se privó de escuchar por el retraso que le provocó el piquete de camioneros en la avenida Figueroa Alcorta. Pero, a las 10 se completó la audiencia, justo cuando circulaba una ronda de medialunas, que calmó la expectativa.

Para el ecuatoriano Durán Barba ya no hay ideologías que motiven el voto. El experto apeló a todos los ejemplos que pudo referidos a América Latina, para asegurar que solamente un 15% de los electores hace distinción, en el cuarto oscuro, de sus preferencias por derecha o por izquierda, pero que el 85% restante no se guía por esas posiciones. Les habló entonces de la importancia de la presencia más que del discurso, y de las imágenes más que de los dichos.

«El PRO tiene que mostrarse colorido» y con buena onda, impartió el asesor y hasta se animó, con la candidata a vice a su lado, a poner de ejemplo que «como a María Eugenia, una joven con ropa clara y colorida», dijo, pero la ministra lucía una camisa negra (seguramente la archivará).

Repitió aquello de los colores aptos para mostrarse ante el público, despojarse de metales, cadenas y relojes y vestirse con tonos claros. Concluyó con que cerca del 10% de la gente aprecia lo que se dice, pero el resto, «lo que se ve». Fue conformando así el reclamo por una campaña con algo más de contenido, pero R. Larreta casi había despejado esa duda, anunciado que a partir de esta semana virará la actividad PRO hacia la exposición de proyectos y propuestas y que, además, habrá refuerzos en los equipos, especialmente cuando salen a tocar timbres.

Durán Barba, en la misma sintonía de consejos hacia los candidatos esbozó su teoría sobre cortes de cintas. El gurú está convencido que son mejores obras las que están sobre la tierra, como la inauguración del Metrobús, aunque algunos por lo bajo sostuvieron que el subterráneo (una deuda de Macri en Capital) lo usa un millón de personas por día. Para evitar esa confusión el especialista terminó comparando el transporte rápido con el entubamiento del arroyo Maldonado. «Para su lógica -explicó uno de los asistentes- el Metrobús mide mejor que el subte».

Finalmente llegaron los números, sin demasiadas precisiones, y allí tuvo sentido el refuerzo de la campaña que emprenderá R. Larreta: Macri aventaja a todos sus rivales por más de 10 puntos, pero de acuerdo con lo que se confió en el Club de Pescadores, no llega a reunir el 40% de los votos. Esa medida es la que se propone alcanzar el PRO en el último mes de campaña antes del cuarto oscuro del 10 de julio, para asegurarse que podrá vencer en la segunda vuelta.

La mesa, que se formó como una gran «u» se terminó de levantar alrededor de las tres de la tarde, aunque algunos se fueron antes, como el primer candidato a legislador porteño, Sergio Bergman, quien debutó en esas artes sentado a mitad de una de las laterales sin cesar en comentarios por lo bajo durante la disertación de Durán Barba. Pero igual, el rabino, alcanzó la tanda de empanadas que se fueron repartiendo con la llegada del mediodía. Entre otros, dieron el presente el titular de la bancada PRO, Cristian Ritondo, el jefe de la Legislatura, Oscar Moscariello, los legisladores Martín Ocampo, Martín Borrelli, Helio Rebot, Lidia Saya, Victoria Morales y Enzo Pagani, el candidato Rogelio Frigerio (nieto) y el joven PRO Ezequiel Fernández Langan. No participaron Macri ni Marcos Peña, que se concentraron en la inauguración de un jardín de infantes en el barrio de San Telmo.

Dejá tu comentario