"Hay que separar la banca de inversión de la banca comercial"

Edición Impresa

• Entrevista a Federico Tomasevich de Puente por la reforma oficial al mercado de capitales

Recién llegado de Panamá, donde participó de la reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo, Federico Tomasevich, presidente de Puente, habló con Ámbito Financiero de la reforma al mercado de capitales. Anticipa que los mercados cambiarán pero con la regulación, más que con los acuerdos que se hagan entre los diferentes actores. Destacó también la reacción que tuvieron la Bolsa de Comercio y el Mercado de Valores de la mano del titular de la primera de esas entidades, Adelmo Gabbi. Va más allá y sostiene que "en la regulación se tiene que ir más profundo y empezar a analizar el separar la banca de inversión de la banca comercial".

Periodista: ¿Habrá modificaciones relevantes en la plaza tras los proyectos de integración presentados el viernes a la CNV?

Federico Tomasevich: El cambio más grande viene por el lado de la regulación. Eso va a hacer que los actores del mercado de capitales cambien y al cambiar los actores cambiarían los mercados con aggionarmientos tecnológicos.

P.: Ya hubo varios movimientos para integrarse de todas maneras.

F.T.: La ley lo que pretende es que haya muchos mercados, no uno sólo. Haberse tomado el trabajo para sacar una ley para desmutualizar el mercado y ahora integrar todo en uno sólo para hacer un monopolio es un disparate. Cuántos más mercados haya y más tecnificados mejor será para el inversores, para el emisor y también para los mismos mercados.

P.: ¿Qué efecto anticipa sobre la regulación?

F.T.: Lo que debiera pasar es que entre lo primero que se reglamente esté centrado sobre los agentes de negociación y la custodia, Al regular a los principales actores la homogeneidad entre capitales, estructuras mínimas, los niveles mínimos de tecnologia, el managememnt, cuando regulen ello, no hará falta que los mercados cambien por integrarse. Van a cambiar per sé. A los agentes de negociación, a los de liquidación les van a pedir un mínimo de capital y de estructura. Es lo que piden en cualquier lugar del mundo. Estas exigencias son tan heterógeneas porque los mercados eran autorregulados.

P.: Entonces la clave de la reforma pasará tras la reglamentación.

F.T.: Yo soy un convencido de que la reforma es que es un punto de inflexión. Haber generado este movimiento para sacar la autorregulación, haber impulsado la desmutualización y que los jugadores tengan que invertir y competir es bueno para los propios jugadores, los emisores y los inversores. Pero al sistema financiero también le sirve. A mi juicio en la regulación se tiene que ir más profundo y empezar a analizar el separar la banca de inversión de la banca comercial. No puede ser que un inversor quiera comprar un bono y salga de la entidad con un plazo fijo. No puede ser que una empresa quiera estructurar deuda y se vaya con un préstamo. Es un tema que hace que pueda despegar el mercado de capitales. Y a los dos bancas, la de inversión y la comercial, las beneficia. Si bien todos están diciendo que para hablar de un gran mercado de capitales se necesita un contexto amigable, no hay que olvidar la liquidez astronómica existente hoy de 400.000 millones de pesos, de los cuales una gran parte, más de 100.000 millones están a la vista. Hay 7.000 millones de dólares a tasa Badlar cuando un bono rinde el 14% en dólares. Esto es parte de la confusión de que los actores tienen multifunción. Esto en definitiva no termina beneficiando ni al sistema ni al mercado de capitales. Los hace más chicos a los dos.

Entrevista de Guillermo Laborda

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario