Hay tres nuevos detenidos por el crimen de Lola

Edición Impresa

  Tres personas fueron detenidas por el crimen de la adolescente argentina Lola Chomnalez, ocurrido en la playa uruguaya de Valizas. Mientras dos hombres fueron detenidos ayer, un tercero fue aprehendido en la noche del domingo y al cierre de esta edición algunas fuentes aseguraban que había un cuarto detenido. Se trataría del sospechoso identificado por un identikit, pero esta versión no había sido confirmada.

Según trascendió, uno de los detenidos presenta heridas sospechosas en un brazo y en un hombro. Las lesiones serán analizadas en el Hospital de Rocha, para sumar elementos a la causa. Según se supo, uno de los detenidos es un techista que realizó reparaciones en un vivienda en Valizas, el domingo que desapareció Lola.

Mientras, un identikit de un nuevo sospechoso por el asesinato de la adolescente se dio a conocer ayer a través del sitio web del Ministerio del Interior de Uruguay. Se trata de un hombre que mide entre 1,70 y 1,75 metro, con una edad aproximada de entre 40 y 45 años, muy delgado, cutis trigueño, pelo corto, ondulado, canoso, con ojos marrones claros y la piel curtida por el sol.

Según informaron los medios locales, uno de los detenidos sería compañero de trabajo de la persona cuyo rostro se dio a conocer a través de un identikit y que al cierre de esta edición era intensamente buscado por la Policía uruguaya como sospechoso por el crimen de la adolescente.

En tanto, la causa por el asesinato de Lola volvió a "foja cero" con la liberación de todas las personas consideradas sospechosas en su momento, sobre las cuales la Justicia y la Policía local no encontraron pruebas firmes para incriminarlas.

Este domingo, tras cinco horas de interrogatorio, quedaron libres un pescador de 35 años que había sido vinculado por testimonios con la chica, además del padre del menor que encontró el cuerpo.

Por su parte, los investigadores del crimen de la adolescente confirmaron que no se pudo elaborar ningún ADN tras el análisis de las uñas de la víctima. El vocero de la Suprema Corte de Justicia de Uruguay, Raúl Oxandabarat, confirmó que la jueza letrada de primer turno, Marcela López, recibió un informe preliminar en el que los peritos forenses que realizaron la autopsia señalaron que no se logró elaborar ningún ADN del agresor para poder comparar con quien sea detenido como sospechoso.

La jueza aún pretende saber si es que los restos encontrados no fueron aptos para la elaboración del ADN o si no se halló ningún elemento orgánico debajo de las uñas de la víctima.

Para los pesquisas, este dato es de vital importancia, ya que pretenden establecer si la adolescente argentina pudo defenderse de su agresor mientras era atacada.

Dejá tu comentario