Herido, Peralta culpa a petroleras

Edición Impresa

Santa Cruz - Con un emblemático marco como telón de fondo -el acto por un nuevo aniversario de la muerte del general Juan Domingo Perón-, el gobernador justicialista Daniel Peralta culpó -en parte- ayer a las operadoras petroleras por la estrepitosa caída que sufrió el kirchnerismo en las elecciones legislativas del pasado domingo.

«El Gobierno provincial ya hizo todo el esfuerzo para mantener la actividad petrolera y ahora queremos que las operadoras inviertan todo lo que no han invertido en este tiempo, porque cuando se bloquean las rutas y cuando hay problemas sociales el costo político lo ha pagado el Gobierno en esta elección, y las operadoras petroleras se hicieron las distraídas», disparó, en el día, además, de su cumpleaños.

La embestida del mandatario se dio tras el encuentro que mantuvo con tres intendentes del caliente norte santacruceño: Teodoro Camino (Las Heras), Osvaldo Maimo (Pico Truncado) y Fernando Cotillo (Caleta Olivia).

Cotillo fue, precisamente, la cabeza de lista del kirchnerista Frente para la Victoria, cuya derrota a manos del frente que lidera el radicalismo asestó un duro castigo a Néstor Kirchner en su tierra natal.

La zona volvió a ser afectada en los últimos días por una andanada de piquetes por parte de trabajadores petroleros y desocupados, al ritmo de la campaña electoral. Las protestas también se dan, en rigor, en otros puntos de la provincia (por caso, ayer camioneros frenaron las obras de construcción de una megausina en Río Turbio).

«Basta de chantajear con que si no me extienden las áreas de la concesión, no invierto, porque si hay que extender la concesión de las áreas, lo va a decidir el pueblo de Santa Cruz», enfatizó Peralta, además de anticipar que para ese punto el Gobierno apelará a «mecanismos distintos» del utilizado para la renegociación con la empresa Pan American Energy.

El mandatario también reconoció que al justicialismo le «faltó capacidad para atraer a otros sectores, como la que tuvimos en 2007». «Pero lo que nosotros pudimos analizar es que los compañeros tuvieron una visión distinta de la que tuvieron aquella vez», agregó.

A comienzos de semana, Peralta había asumido toda la responsabilidad «como jefe político del PJ» en la derrota electoral en la provincia, aunque discrepó la lupa con la que Cristina de Kirchner leyó el traspié electoral santacruceño, al atribuirlo a «problemas de gestión», a «problemas de internas de partido, posiblemente» y a su ausencia -y la del ex presidente- en el territorio patagónico.

«Ésa es una apreciación de la Presidenta y hay que respetarla como tal», dijo el mandatario, aunque aclaró que no coincide «para nada». «Perdimos por 1.600 votos; hay cosas que cambiar pero profundizaremos este modelo que elegimos que es el de industrializar a Santa Cruz», remarcó Peralta.

Dejá tu comentario