Indagan a Cristina por la denuncia de Nisman apenas funja senadora

Edición Impresa

Junto a otros 14 miembros de su gobierno: Timerman, Zannini, Parrilli, Abbona, Mena, Larroque, y D´Elía. Ronda comienza dentro de una semana.

En una decisión adelantada por Ámbito Financiero durante el Oktoberfest judicial que se avecinaba previo a las elecciones del 22 de octubre, el juez federal Claudio Bonadio aceptó el pedido de indagatoria del fiscal Gerardo Pollicita por la denuncia planteada por el fiscal Alberto Nisman contra la expresidente. Apuntalado en su requerimiento, pero con algunas modificaciones en la nómina de convocados, el juez hará desfilar por su juzgado a medio elenco del Gabinete K desde el 17 de octubre hasta el 26, cuando Cristina deba cerrar la ronda en calidad de imputada por encubrimiento y traición a la Patria por la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán por el caso AMIA, el elemento central de la acusación del fallecido fiscal. Para cuando tenga que transitar nuevamente el juzgado del magistrado que la elevó a juicio por la causa dólar futuro y que la procesó por Los Sauces, Cristina ya será senadora electa por la Provincia de Buenos Aires.

La citación contempla una novedad: será la primera vez que el poderoso exsecretario Legal y Técnico de la Presidencia y excandidato a vicepresidente, Carlos Zannini deba concurrir a Comodoro Py en calidad de imputado desde que el Frente para la Victoria abandonó el poder. Atento a la acusación, Bonadio decidió prohibir la salida del país de los implicados.

Las indagatorias también tendrán una curiosidad: de las 14 personas a las que Pollicita había ampliado la pesquisa, el juez decidió desestimar a tres, y agregó cuatro de su propia cosecha. El exvicecanciller Alberto D´Alotto, José Alberto Mercado (secretario de Héctor Timerman), Zannini y Oscar Parrilli, exsecretario general de Presidencia y extitular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). A uno de los que dejó afuera Bonadio fue al exjuez Héctor Yrimia, quien había sido señalado por Nisman en su denuncia original de enero de 2015 como parte de la maniobra ligada con servicios de inteligencia que estaba destinada a garantizar la impunidad de los acusados iraníes por el atentado mediante la caída de las alertas rojas emitidas por Interpol. El juez también decidió dejar afuera de esta ronda de indagatorias a Susana Ruiz Cerrutti, ex N° 2 de Cancillería. El resto del paquete inicial de los señalados por Nisman como parte de un entramado destinado a poner en vigencia el acuerdo con Irán para dotar de impunidad a los acusados se mantuvo firme: el expiquetero Luis D´Elía, el diputado camporista Andrés "Cuervo" Larroque, y el exQuebracho, Fernando Esteche junto con el espía inorgánico de la AFI, Ramón "Allan" Bogado, al igual que el dirigente pro iraní Youssef Khalil, sobre cuyas escuchas telefónicas se asentó toda la prueba adicional que Nisman utilizó para hilvanar su acusación contra la cúpula del Gobierno K.

En el mismo pelotón fue citada la ya procesada en un desprendimiento de la misma causa, exProcuradora del Tesoro, Angelina Abbona. Y también el exjefe de Gabinete del Ministerio de Justicia, Juan Martín Mena. El listado de los convocados por Bonadio se completa con Eduardo Zuaín, exvicecaniller y por otro de los secretario de Timerman, Luciano Tanto Clement. El excanciller había solicitado hacer una declaración espontánea ante Bonadio para intentar evitar la prohibición de salida del país, ante un tratamiento médico que debe realizar en el exterior. El juez había rechazado una indagatoria anticipada.

Los primeros días de noviembre, Bonadio ya estaría en condiciones de definir procesamientos en la causa por lo que Cristina podría asumir el 10 de diciembre con una nueva complicación en el frente judicial. A partir de ahora se espera que exista una batería de nulidades de los citados al llamado a indagatoria, algo que deberá ser resuelto por la sala II de la Cámara Federal.

Dejá tu comentario