5 de enero 2023 - 00:00

Inflación: proyectan que en enero se ubicará encima del 5% (impactan suba en tarifas y otros regulados)

Analistas remarcaron que también pueden presionar al alza los servicios vinculados con el turismo y una mayor aceleración en la corrección del tipo de cambio mayorista.

chango super_opt.gif

Andrés Randazzo

El próximo jueves 12 el INDEC dará a conocer el dato de inflación de diciembre, con el que se conocerá finalmente cómo cerró el 2022. Desde el Gobierno estiman que en el último mes del año el Índice de Precios al Consumidor (IPC) tuvo una variación similar a la de noviembre (4,9%) o levemente por encima. En tanto, distintas consultoras privadas proyectaron que superó el 5%. Y esa tendencia, aseguran, se mantendría durante enero.

Si bien el mes recién comienza, analistas consultados explicaron que los aumentos previstos de distintos precios regulados (como las tarifas de los servicios públicos, entre otros), sumarán presión a la inflación, y remarcaron que probablemente vuelva a ubicarse por encima del 5%.

“El piso de inflación de enero lo veo más cerca del 6% que del 5%”, señaló a Ámbito Camilo Tiscornia, director de C&T, quien agregó: “A nosotros, la inflación de diciembre nos dio 6,2%, aunque para otros colegas fue por debajo del 6%. Pero seguramente fue más del 4,9% de noviembre”.

“Enero, generalmente, es más alto que diciembre. Con lo cual, si diciembre da por encima del 5%, difícilmente enero baje del 6%. En enero, la clave va a ser el tema del turismo. Es el rubro más importante, que es el que más sube y el que pone mucha presión a la inflación del mes. A eso, se le suman las prepagas (que es otro rubro con bastante incidencia), va a haber aumentos de servicios públicos, que van a tener un impacto fuerte en la parte de electricidad, gas y agua”, destacó Tiscornia.

Por su parte, Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, sostuvo: “A pesar de los esfuerzos del Gobierno de tratar de generar una estabilidad de precios en insumos, materias primas, transporte y alimentos, el efecto de corrección de los precios regulados de la economía va a tener una injerencia importante en el mes de enero”.

“Por otra parte, es importante ver que la corrección del tipo de cambio oficial mayorista también se está acelerando y estamos comenzando a ver restricción externa para importación de insumos y materias primas para la producción”, subrayó Di Pace, quien concluyó: “Por lo cual, todos estos factores combinados, harían que la inflación de enero seguramente pueda estar en ascenso”.

En tanto, desde la Fundación Libertad y Progreso proyectaron que el IPC volvería a mostrar crecimientos mensuales entre el 5,5% y el 6% en el primer trimestre del año. Al respecto, Aldo Abram, director de la entidad, analizó: “La mejora en las expectativas por la asunción del ministro Sergio Massa, más algunas medidas tomadas, trajeron una moderación de la merma del atesoramiento de pesos y, por ende, de su poder adquisitivo, que hemos visto hasta ahora reflejada en el descenso de la inflación”.

“El problema es que, más allá del impacto coyuntural de los controles de precios, desde noviembre se está diluyendo la confianza en la actual gestión económica; ya que no hubo cambios de fondo. Esto ha provocado una nueva creciente merma de demanda de moneda y de su poder adquisitivo, que se observó en la suba de los dólares paralelos y que se aceleró por la absurda decisión del Presidente de embestir contra la Corte Suprema. De sostenerse esta actitud que genera expectativas de crisis institucional, los argentinos lo pagaremos con un mayor aumento de la inflación en los próximos meses”.

Aumentos previstos para enero

Además de algunos rubros que pueden impactar en el índice de precios por cuestiones estacionales, durante el primer mes del año se concretarán (o, en algunos casos, ya se hicieron) aumentos de distintos servicios regulados.

Por caso, el martes el Enacom aprobó la aplicación de aumentos de 4% en enero y otro 4% en febrero en los servicios de comunicaciones (telefonía, TV cable e internet). Esto se suma a los incrementos de hasta el 40% que ya rigen en el transporte público en la región metropolitana, tanto para colectivos como para trenes.

En el caso de la medicina prepaga, a partir de enero entró en vigencia la segunda parte del aumento del 13,8% que el Gobierno había autorizado para diciembre, pero que decidió desdoblar en dos tramos. Así, los servicios de salud prepagos tendrán en enero un aumento del 6,9%.

En el caso de los servicios públicos, las tarifas de la energía seguirán con los aumentos establecidos en el esquema de segmentación postulado por el Gobierno durante el año pasado. En este caso, los sectores de mayores ingresos tendrán un recorte en el subsidio que impactará en el precio de la boleta.

En tanto, las naftas y el gasoil subirán un 4%. Es el monto que las petroleras acordaron con el Gobierno, pero este mes se aplicará a partir de la segunda quincena.

Dejá tu comentario