11 de noviembre 2011 - 00:00

Insaciables, docentes van a otro paro contra Scioli

Mario Oporto
Mario Oporto
Buenos Aires - Las cinco entidades que integran el Frente Gremial bonaerense (Feb,SUTEBA, UDA, AMED y SADOP) convocaron a un paro de 24 horas para el próximo lunes en escuelas públicas y privadas, en disconformidad por la falta de avances a sus reclamos salariales en la reunión mantenida ayer con funcionarios de la cartera educativa.

«No hubo respuesta por parte del Gobierno al planteo del Frente Gremial sobre la necesidad de iniciar un proceso de blanqueo salarial», afirmó el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel.

La embestida se suma al anuncio de una huelga de 24 horas disparado por la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA), que también será desplegado el lunes, para ejercer mayor presión sobre el reelecto gobernador justicialista Daniel Scioli.

«Tuvimos las comisiones técnicas y no hubo ningún avance en la comisión salarial; no vamos ni para adelante ni para atrás, entonces no vamos a seguir juntándonos simplemente para dialogar», aseguró la secretaria gremial de Suteba, María Laura Torres.

Los maestros exigen una nueva recomposición salarial antes de fin de año. Pero el Ejecutivo bonaerense se mantiene firme en su decisión de sostener que la pauta salarial 2011 ya está cerrada.

La cita fue en la sede educativa en La Plata y fueron de la partida funcionarios de la Dirección General de Escuelas, que conduce Mario Oporto.

No estuvo en cambio el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, y de hecho desde su entorno recalcaron que la de ayer no fue la reapertura de la discusión paritaria.

Precisamente, Baradel se quejó de que Cuartango «desconoció el funcionamiento de las comisiones técnicas como parte de la paritaria».

«Los docentes tenemos la imperiosa necesidad de recibir una recomposición salarial, terminando con las sumas en negro e incorporándolas al básico junto con otras sumas extra», sostuvo el dirigente gremial, además de remarcar que «hay que eliminar de una vez por todas los topes en las asignaciones familiares, para que todos los trabajadores de la educación que tienen hijos menores de 18 años puedan percibir ese beneficio».

Dejá tu comentario