Irán: funeral de ayatolá derivó en un acto opositor

Edición Impresa

Teherán - Miles de personas procedentes de diferentes ciudades, entre ellas Teherán, Isfahan, Mashad y Shiraz, participaron ayer en el funeral del destacado clérigo disidente Hosein Alí Montazeri en la ciudad de Qom al sur de Teherán, que estuvo marcado por enfrentamientos y detenciones.

Algunas decenas de personas fueron detenidas tras los enfrentamientos entre policías y los numerosos ciudadanos que acudieron en la ciudad iraní de Qom al entierro del gran ayatolá Montazeri, una de las figuras más importantes de la disidencia iraní por su desacuerdo con la doctrina de la autoridad absoluta de Velayate Faghih (la autoridad absoluta del líder supremo).

Según la página web Kaleme, dirigida por reformistas, las fuerzas de seguridad cercaron la residencia del ayatolá fallecido en Qom y se enfrentaron a las personas que se concentraron ante ella, que, por su parte, respondieron con piedras a la carga policial.

Presencias

Al funeral asistieron varias personalidades políticas de la oposición, como los ex candidatos reformistas a la presidencia, Mir Hosein Musaví y Mahdi Karrubi, además de grandes figuras religiosas de Qom. Sin embargo, se destacó en este acto la ausencia del jefe de la Asamblea de Expertos, Alí Akbar Hashemi Rafsanyani, y del ex presidente reformista Mohamad Jatami.

Al acto tampoco acudieron los principales personajes del régimen.

Montazeri, nacido en 1922 en la ciudad de Nayafabad, 24 kilómetros al oeste de Isfahan, falleció el sábado por la noche en su casa de Qom tras vivir bajo arresto domiciliario durante más de 20 años por su desacuerdo político con el fundador de la República Islámica, el desaparecido ayatolá Ruhola Jomeini.

El gran ayatolá iraní fue elegido en 1985 como el sucesor de Jomeini, quien en 1989 lo destituyó después de que Montazeri protestara contra la ejecución de miles de disidentes bajo la orden directa de Jomeini.

Según la agencia semioficial Fars, el funeral comenzó a las 9 hora local cuando el cuerpo de Montazeri fue trasladado al mausoleo de la santa Hazrat-e Masume, donde fue enterrado en presencia de notables religiosos, entre ellos el ayatolá Shobeiri Zanyani.

Cortejo

Miles de personas acompañaron el cuerpo de este destacado faghih (experto en jurisprudencia islámica) desde su domicilio hasta el santo mausoleo de Hazrat-e Masume entre llantos y consignas como «Alah Akbar» (Dios es grande) y «La Ilaha Ilalah» (no hay más que un solo dios).

Los participantes también corearon eslóganes como «Montazeri te agradecemos la libertad», «Este es el mes de sangre y de decadencia del dictador» y «la radio-televisión (pública iraní) y Keyhan son medios de Satán».

La multitudinaria presencia de los iraníes en el funeral del ayatolá Montazeri ha tenido que ver con la convocatoria hecha por los líderes de la oposición Mir Hosein Musaví y Mahdi Karrubi a sus seguidores a participar en este acto.

Musaví y Karrubi anunciaron que ayer sería un «día de luto general» en todo Irán, y según las informaciones no estatales, la autopista de Teherán-Qom fue colapsada ayer por el gran flujo de coches procedentes de Teherán.

El sitio web prorreformista Jonbeshe Rah-e Sabz (JRS) informó de la detención de varios pasajeros que viajaban en un autobús desde Teherán a Qom para participar en los actos de homenaje al ayatolá fallecido.

En el autobús viajaban los familiares de algunos de los detenidos durante las manifestaciones opositoras contra los resultados de las últimas elecciones.

Anoche también se celebraron concentraciones en memoria de Montazeri, en la plaza Mohseni de Teherán, donde la Policía impidió la circulación de vehículos y llegó a dispersar a los reunidos.

La radio-televisión iraní no dio cobertura a la muerte de este ayatolá tal como suelen hacer con otros importantes clérigos.

Agencias EFE, DPA, AFP y ANSA

Dejá tu comentario