26 de agosto 2009 - 00:00

La Corte aprobó acuerdo de Clarín con acreedores

El grupo Clarín se adjudicó ayer una previsible -pero no por eso menos festejada- victoria en un mes en que su guerra contra los Kirchner le dio más sinsabores que motivos para la celebración: la Corte Suprema de Justicia homologó en forma definitiva el APE (acuerdo preventivo extrajudicial) de su controlada CableVisión con sus acreedores.

El fallo del alto tribunal fue casi por unanimidad: sólo la vicepresidenta del cuerpo, Elena Highton de Nolasco, se pronunció en disidencia parcial con los argumentos expuestos por sus colegas Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt, Carmen Argibay, Eugenio Zaffaroni, Enrique Petracchi y Juan Carlos Maqueda, quienes consideraron «inadmisibles» los recursos interpuestos contra el fallo en el mismo sentido de la Cámara Comercial, que a su vez había confirmado el dictamen del juez en lo Comercial de primera instancia.

El APE había sido aprobado por acreedores que representaban el 99,955% de la deuda, pero un terceto de bonistas de Clarín decidió impugnar el acuerdo, y llegó hasta la última instancia judicial por motivos que obviamente exceden lo económico.

«Era imposible que no lo aprobaran; en la historia de las renegociaciones de deuda de la Argentina no hay otro APE con un porcentaje tan alto de aceptación», dijo a este diario una alta fuente del grupo que encabeza Héctor Magnetto.

En cambio, esa misma fuente admitió que el APE de Multicanal -la otra empresa de TV paga del holding- había sido más complicado: «Ahí hubo una aceptación menor al 70%, porque el fondo buitre Huff había ido comprando deuda y asumió una postura hostil. De todos modos, se logró cerrarlo también».

Carta guardada

La aprobación de la fusión de CableVisión y Multicanal es una de las cartas que se guarda el Gobierno para continuar con su guerra contra Clarín, que tuvo su punto más alto hasta ahora en la estatización de las transmisiones del fútbol, que era propiedad de Clarín en sociedad con TyC, controlada por el grupo estadounidense DirecTV. La otra, obviamente, es la iniciativa de una nueva ley de radiodifusión que sería tratada esta misma semana en el Congreso.

En relación con la unión de las dos principales empresas de TV por cable de la Argentina, cabe recordar lo que alguna vez publicó este diario y que sigue vigente; por entonces un alto directivo del COMFER había afirmado que «Clarín hace de cuenta que la fusión se aprobó, y el Gobierno hace de cuenta que Multicanal y CableVisión siguen funcionando como entes separados. Es un arreglo conveniente a ambas partes».

Desde Clarín aseguran que «está todo cerrado: la Comisión de Defensa de la Competencia aprobó por unanimidad y sin reservas la fusión, y la Inspección General de Justicia también. Faltaría el ok del COMFER, pero los que están en falta son ellos, no nosotros. Creemos que no existe ningún resquicio legal para anular la fusión». Sin embargo, la fuente recalca el término «legal», consciente de que podría haber otros métodos para nulificar esta unión.

En la actualidad, el grupo Multicanal/CableVisión/Fibertel tiene a Clarín como accionista principal con el 60% del capital; el restante 40% está en manos del fondo Fintech, que capitanea el mexicano David Martínez. Ambos les compraron sus partes a Liberty Media, del magnate John Malone (el mismo que controla DirecTV) y al «tycoon» texano Tom Hicks. Según el informante de Clarín, «no existe ninguna opción de compra o de venta firmada entre Fintech y nosotros».

Dejá tu comentario