20 de mayo 2015 - 00:00

“La coyuntura es bastante difícil para las pymes”

El economista Rubén Ascúa, titular de la Red Pymes del Mercosur, advirtió sobre los problemas que enfrentan las pequeñas y medianas empresas. Y sostuvo que en el largo plazo es necesario aplicar una política de “promoción de la actividad de las pymes”.

Rubén Ascúa
Rubén Ascúa
 En un escenario en el que la industria acumula 20 meses consecutivos de caída, las pymes enfrentan el panorama más complejo. "La situación de coyuntura es bastante difícil", explicó el economista Rubén Ascúa, quien además de ser presidente de la Red Pymes del Mercosur, un colectivo de académicos abocados a la realidad de las pymes, es la máxima autoridad mundial del International Council for Small Business, la red más antigua e importante de especialistas en pymes del mundo.

Evidentemente, ante este panorama, las grandes empresas tienen mayor capacidad para capear el vendaval. Al respecto, Ascúa sostuvo que las compañías de mayor envergadura tienen una mayor diversificación; "por eso el impacto es más grande en una pyme que en una gran empresa".

Si bien en el corto plazo, Ascúa consideró que el incentivo al consumo interno cambió las expectativas, advirtió que "en el largo plazo de no haber una política de integración y de promoción de la actividad de las pymes el panorama no es alentador".

Periodista: ¿Cómo analiza la actualidad de las pymes industriales?

Rubén Ascúa:
La situación de coyuntura es bastante difícil. Por un lado hay dificultades por la marcha de la economía, la demanda está bastante débil aun cuando hay algunos sectores, como la metalmecánica, que están mostrando algunos indicadores positivos de reactivación, como servicios industriales, textiles. Estamos en una situación económica que se viene resintiendo desde el año 2013. Por otro lado, a las restricciones que existen desde el punto de vista de la producción, como la disponibilidad de insumos y a la libre posibilidad de importar, se suma el hecho de que las pymes que están con dificultades para insertarse en el mercado internacional. Las exportaciones pymes, luego de un período de fuerte recuperación entre 2003 y 2008, están en franco retroceso, en particular entre 2012 y 2015, la participación de las exportaciones pymes ha disminuido de forma importante, no sólo por la cantidad sino también por imposibilidad de seguir siendo competitivos por el incremento de los costos internos.

P.: La industria lleva 20 meses de caída, ¿un escenario más complicado para la pymes?

R.A.:
Sí, está claro que las pymes por un lado son empresas que, como decía Francisco Gatto, no es que sean pequeñas con una estructura que emula a las grandes empresas, sino que son empresas genéticamente diferentes. Entonces, las empresas grandes responden mejor ante este panorama por la diversificación que tienen, ya que las pymes por lo general son especializadas en un set acotado de producto y de mercado. Por eso el impacto es más grande en una pyme que en una gran empresa.

P.: ¿Cómo está la cuestión del financiamiento?

R.A.:
En los últimos años ha habido un cierto mayor acceso al financiamiento en virtud de que la inflación ha permitido que sea atractiva cualquier tipo de tasa de interés en pesos, si es que se cumplen condiciones establecidas por el sistema bancario que es la principal fuente de financiamiento de las pymes en la Argentina. La principal herramienta que ha evolucionado ha sido la incorporación por parte del Banco Central en el año 2012 de la línea de financiamiento productivo con tasas de interés acotadas, que a su vez es una obligación que se les ha impuesto a los bancos. Lo que se verifica es que hay un creciente financiamiento productivo, con cierta flexibilidad. De todas formas, una tasa del 19% anual no es baja en ningún lugar del mundo, pero con la inflación es negativa y por lo tanto se torna atractiva.

P.: ¿Cuál es la expectativa para las pymes?

R.A.:
En el corto plazo las perspectivas son de que al amparo de esta política de impulso del consumo y a su vez llegar a fin de año con el cambio de Gobierno, parecería que las expectativas no son tan negativas. Pero en el largo plazo de no haber una política de integración y de promoción de la actividad de las pymes el panorama no es alentador. Incluso no se visualiza en las propuestas de política económica de los principales candidatos a nivel nacional y provincial, medidas concretas para el desarrollo de las pymes.

P.: En este escenario, ¿cómo viene trabajando Red Pymes del Mercosur?

R.A.:
La Red está formada por académicos, no por empresas pymes, sino por especialistas que abordamos la temática de la pequeña y mediana empresas y del desarrollo emprendedor. Nuestra Red tiene un impacto indirecto sobre las pymes, pero consideramos que tiene un rol importante en particular en el largo plazo ya que transmite nuevos conocimientos, tanto desde el punto de vista de la gestión como de las políticas que promuevan el desarrollo de las pymes, que es la célula económica y democrática del desarrollo social.

P.: ¿Cómo es la relación con el International Council for Small Business?

R.A.:
El ICSB es la red más antigua e importante de especialistas en pymes, comenzó en Estados Unidos y tiene filiales en todo el mundo, en alrededor de 90 países. Y en la Argentina, desde 2009, junto con Brasil, la filial del ICSB está representada por Red Pymes.

P.: ¿Qué significa la XX Reunión Anual de la Red Pymes Mercosur que se hará del 7 al 9 de octubre en Bahía Blanca?

R.A.:
Estamos festejando 20 años ininterrumpidos del congreso anual, que en sus inicios comenzó más modestamente como una reunión. Es un congreso en el que se presentan trabajos de investigación, que son evaluados con suma rigurosidad. Al ingresar el ICSB en 2009 lo que hicimos fue adherir nuestro encuentro a la red mundial de congresos del ICSB. Este año, es en coorganización con la Universidad Nacional del Sur y la Universidad Provincial del Sudoeste, y colabora la regional de Bahía Blanca de la UTN. Habrá expositores nacionales y extranjeros, que abordarán la temática de la competitividad y de las pymes como un engranaje del desarrollo productivo. No hay que olvidarse de que del 100% del valor final de un producto de una gran empresa, entre el 50% y el 70% corresponde a lo realizado por pymes.

Dejá tu comentario