“La decisión está en manos de Diego”

Edición Impresa

Sudáfrica (Enviado especial) - La estada del seleccionado argentino en Pretoria coincidió con días donde el invierno se hizo sentir en cada jornada con dureza pero también supo de la bonanza de aunque fuere un rato de sol a diario. Este domingo, Pretoria amaneció nublada, gris, con viento, poniéndole a la tristeza y a la desolación la escenografía ideal. Fernando Signorini prefirió postergar su partida hacia la Argentina y terminó siendo, más allá de su puesto de preparador físico, el vocero oficial del cuerpo técnico el día después de la durísima eliminación ante los alemanes.

Periodista: ¿Cómo pasó Diego las últimas horas en Sudáfrica?

Fernando Signorini:
De la manera que está Diego, que es similar a la de la mayoría y es como habitualmente él siente las derrotas. El grupo humano que diseñó le va a servir de abrigo para superar este momento. Los próximos días serán de reflexión para que el corazón le deje espacio a la razón y para que pueda tomar la decisión que lo acerque a lo que mejor le parezca y que lo haga sentir la felicidad que yo siempre le reclamo. Él se debe esa paz por todo lo que dio, incluso hasta en el lado futbolístico. Diego se puede tomar el tiempo que necesite para definirlo, no debe hacerlo con sed de revancha, pero sí le vendría muy bien analizarlo con frialdad y objetividad.

P: ¿Usted percibe que se terminó un ciclo o que Diego continuará?

F.S:
No tengo dudas de que la decisión está en manos de Diego. Ayer hablábamos sobre el tema y nos pedía una opinión a cada uno. Yo preferí no dársela para no comprometerlo desde el punto de vista ético. Lo que sí le dije es que se tomara su tiempo, que hiciera un balance no sólo desde lo deportivo sino también de lo que logró a nivel grupal, de la convivencia, desde el punto de vista humano y que después decidiera con absoluta libertad, pero que prefería reservarme mi opinión. Era la contribución más honesta que yo podía aportarle.

P: ¿La Selección estuvo a la altura de las circunstancias ante Alemania?

F.S:
Condiciona porque uno puede pensar en muchísimas cosas. De más está decir que Diego, junto con Mancuso y Héctor Enrique, trabajaron todo minuciosamente, pero lo que nunca imaginaron fue que Alemania se pusiera en ventaja tan rápido y terminar cayendo en su juego. Ellos tenían dos armas poderosas: una era el juego aéreo y a los tres minutos lo demostraron; la otra, el contraataque y lo sufrieron Australia e Inglaterra. Eso es un mérito que hay que reconocerle. Terminado el partido felicité a varios jugadores alemanes por cómo habían dominado desde el punto de vista estratégico. Esa es mi evaluación. Fue un partido mal jugado por la Argentina, por haber caído en esa escasa claridad intelectual que provocó el juego de ellos. Alemania fue un justo ganador. No hay ninguna duda

P: Varios jugadores le pidieron a Diego que continúe...

F.S:
(interrumpe) Para Diego ese debe ser su mayor logro desde que está al frente de la Selección: que la mayoría de los jugadores se rindieran a sus pies como si fuera un tótem. Algo habrá hecho para que eso suceda y para que surja espontáneamente. Después de 38 días de convivencia que se haya logrado ese nivel de relación habrá emocionado a Diego como me emocionó a mí. Fueron los mas jóvenes como Messi, Higuain, Agüero y Di María, que se lo expresaron en el vestuario, pero también un tipo como Palermo, que seguramente no tendrá la posibilidad de volver a un Mundial. Es la recompensa del trabajo que hizo Diego con cada uno de ellos.

P: ¿De dónde sacará fuerzas Diego para levantarse de lo que el denominó «el dolor más grande de su carrera»?

F.S:
Ayer (por el sábado) murió un Maradona. Ahora surgirá otro, como siempre hizo él, como el Ave Fénix. Diego muchas veces necesitó hacerse pedazos para volver a resurgir. Ahora habrá un nuevo Maradona.

Dejá tu comentario