La Fed podría detener estímulos en marzo

Edición Impresa

Washington - La Reserva Federal podría tener que reducir o detener la compra de bonos antes de ver un repunte en el mercado laboral para el que fue diseñado el audaz programa, dijeron varios de sus miembros, según las minutas de la última reunión de política monetaria.

El mes pasado, la Fed optó por mantener la compra de bonos en u$s 85.000 millones mensuales hasta que se viera una mejora sustancial en el panorama del mercado laboral, pero las minutas dadas a conocer ayer mostraron una clara ansiedad sobre los potenciales riesgos de esa estrategia. "Un número de participantes declaró que una evaluación en curso sobre la eficacia, costos y riesgos de compras de activos bien podría llevar al comité (de política monetaria) a reducir o finalizar con sus compras antes que juzgue que ha ocurrido una mejoría sustancial en el panorama para el mercado laboral", afirman las minutas divulgadas ayer.

La economía se frenó en el último trimestre de 2012, pero los inversores confían en que rebotará este año, y los funcionarios de la Fed manifestaron confianza en enero de que pese a esa pausa, "la economía haya permanecido en un camino de crecimiento moderado".

Aunque las minutas dijeron que varios miembros de la Fed manifestaron preocupaciones sobre los costos potenciales de continuar con las compras de activos, el tono agresivo fue equilibrado por una alerta sobre los peligros de terminar prematuramente con el programa de compras de bonos. "Varios otros argumentaron que los costos potenciales de reducir o terminar con las compras de activos demasiado pronto eran significativos", sostuvo la Fed.

La evidencia de divisiones internas generará un mayor interés de los inversores en el testimonio semestral del jefe de la Fed, Ben Bernanke, ante dos comités legislativos, que se producirá la próxima semana. Muchos analistas siguen creyendo que el núcleo de los miembros con derecho a voto del Comité Federal de Mercado Abierto, liderado por Ben Bernanke, respalda firmemente la política de compra de bonos.

En un cambio de política a fines del año pasado, la Fed se comprometió a mantener las tasas de interés cerca de cero hasta que la tasa de desempleo caiga a un 6,5%, mientras el pronóstico de la inflación no suba por encima del 2,5% en un horizonte de uno a dos años.

Un miembro de la Fed sugirió que el banco central podría bajar la guía del desempleo al 6% para dar un estímulo adicional a la economía.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario