La madre y las dos cerraduras

Edición Impresa

  La madre del difunto fiscal federal Alberto Nisman declaró ayer como testigo y aseguró que la puerta de servicio del departamento en el que vivía el funcionario tenía dos cerraduras y una de ellas estaba con llave. Se trata de Sara Nisman, quien al ingresar al departamento del fiscal el domingo por la noche, en la torre Le Parc de Puerto Madero, lo encontró a su hijo con un disparo en la cabeza y ya sin vida en el baño.

La mujer declaró como testigo ante la fiscal Viviana Fein y confirmó que la cerradura inferior no estaba cerrada con llave, pero la tenía puesta del lado de adentro; en tanto que la superior sí contaba con la cerradura activada. Por ello, el cerrajero tuvo que realizar tareas de pocos minutos para sacar la llave, y la madre de Nisman con la copia que ella tenía abrir la puerta.

Sara Nisman exhibió ante la fiscal del caso el llavero con el que intentó acceder al departamento de Le Parc, en el que vivía su hijo.

Dejá tu comentario