La ‘‘magia’’ se disipó

Edición Impresa

Detrás de la expresión, que diera tiempo para que los mercados -en especial los europeos- sacarán buenos partidos en algunas ruedas: resurgió la bruma que siempre lo envuelve todo. En la última rueda de julio surgieron las primeras «medidas» que irían a apuntalar lo de «hacer todo lo necesario»: y esto fue tomado con nuevas muestras de desilución. Así, en Europa se remató con desarrollo negativo y el mismo signo fue cubriendo todo el listado. El medio por ciento de baja en el Dow, hasta el 2% para el final del Bovespa. Y el Merval que lo suavizó a nada más que un 0,83% de rebaje, a favor de la escasez de negocios y mediante una muy buena gestión en plaza de Telecom -con suba del casi 4%- que funcionó como un «alerón»; para hacer el aterrizaje del día más decoroso. Sin embargo, el testimonio de una última jornada adversa quedó grabada en las diferencias generales. Donde por «27» papeles con alzas, se dieron «41» en descenso. El indicador principal tuvo mínimo de «2.391» puntos, máximo en los «2.421» y un cierre mensual que accedió al redondo: de «2.400» puntos.

Monto negociado de acotado nivel, apenas por encima de los $ 30 millones de efectivo. Esto estuvo en línea con el promedio de todo julio, que no superó los $ 35 millones por rueda. Julio positivo: con un poco de «magia», ciertas chicanas, arranque y frenazos, los índices lograron laboriosos aumentos. Fue el 1% en el Dow Jones, superando el 3% el Bovespa y para el Merval la cuenta dio a favor: con un 2,3%. Mercados porfiando contra el contexto que los agrede, sacando agua de las piedras, como en este julio. La Bolsa, suspiró.

Dejá tu comentario