La prefieren con pantalones

Edición Impresa

Una de las maquilladoras de los famosos, Marita Marone, se atrevió ante Ámbito Financiero a dar su parecer sobre rubores y sombras, complementos de los que siempre gustó abusar Cristina de Kirchner, casi como una impronta propia de su look, antes inclusive de llegar al cargo mayor.
«No distingue la mañana, la tarde y la noche, a la hora maquillarse», comenzó Marone para sostener que la mirada de la Presidente «se vería más diáfana si no enmarcara tanto los ojos y usara tonos cálidos y frescos».
Adaptación
Según la especialista, Cristina de Kirchner «debe adaptar el make up a las características de su piel, usando una base de textura ligera y del mismo tono que su piel, en lugar de una más oscura y espesa que acentúa las imperfecciones».
Sobre la vestimenta de los últimos días, la maquilladora opinó que los estampados no
la favorecen.
«Si quiere lucir deportiva como el martes pasado, los vestidos chemisier no son adecuados», explicó la especialista, y a favor de las elecciones de la Presidente aseveró que «su fuerte son los pantalones», como ella prefiere siempre.
Para Marone, la sastrería de Cristina de Kirchner «es indefinida y los cortes poco sentadores para su figura» y «debería despedirse de los cinturones y alargar más los sacos y las faldas». Finalmente, la experta aconsejó «cambios en su guardarropas, para lograr un estilo más acorde a una presidente; engamando la tonalidad de sus outfits, y eligiendo accesorios adecuados, lograría definir su look».

Dejá tu comentario