7 de octubre 2009 - 00:00

La sequía incrementa plagas en cultivos de café en Colombia

La producción cafetera de Colombia bajó un 44% interanual en agosto a 397.000 sacos de 60 kilos, mientras que las exportaciones cayeron un 26% interanual a 472.000 sacos.
La producción cafetera de Colombia bajó un 44% interanual en agosto a 397.000 sacos de 60 kilos, mientras que las exportaciones cayeron un 26% interanual a 472.000 sacos.
Bogotá - La sequía y la mala fertilización provocaron un incremento en las plagas de la roya y la broca de los cultivos de café de Colombia, lo que podría agravar la ya baja cosecha del grano, informó ayer el Gobierno.

La producción cafetera de este país bajó un 44% interanual en agosto a 397.000 sacos de 60 kilos, mientras que las exportaciones cayeron un 26% interanual a 472.000 sacos, según las estadísticas de la Federación Nacional de Cafeteros.

«El fuerte verano que se está registrando en el país, en especial en la zona cafetera, sumado a problemas en la recolección de la cosecha y al incumplimiento de procedimientos para la renovación de cafetales, están ocasionando un aumento en los niveles de infestación en campo», dijo ayer el gerente general de la autoridad sanitaria ICA, Luis Fernando Caicedo.

Colombia es el tercer abastecedor mundial de café, después de Brasil y Vietnam, y su cosecha se ha visto golpeada este año por la fuerte temporada de lluvias de 2008 que afectó la florescencia de los árboles, así como por un plan de renovación de plantas para subir la producción en la próxima década.

Este país andino, que produjo 11,4 millones de sacos de 60 kilos de café en 2008, también es afectado por una intensa temporada de sol causada por el fenómeno de El Niño.

En un comunicado, Caicedo explicó que las secuelas del invierno del año pasado, sumadas a la mala fertilización, ocasionaron también un grave deterioro de los cafetales sembrados con variedades susceptibles a la roya, un hongo que ataca las hojas de la planta, en zonas de Caldas, Tolima y Antioquia.

La roya y la broca, esta última un insecto que se come el fruto del café, han estado presentes en Colombia afectando su producción, pero han sido controladas. No obstante, en los últimos años, el precio de los fertilizantes y los usados para controlar los insectos se han incrementado por el alza del petróleo, lo que ha hecho difícil que los campesinos puedan comprarlos.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario