17 de octubre 2016 - 23:15

Lacunza: "Saneamos esqueletos financieros"

EL MINISTRO DE ECONOMÍA DE BS. AS. PROMETE BAJAR LA PRESIÓN IMPOSITIVA - El funcionario defiende las cuentas públicas: “Si no se hubieran ampliado los proyectos de infraestructura en la provincia, no habría déficit fiscal”.

DESEO. Hernán Lacunza espera colocar deuda por u$s4.000 millones este año.
DESEO. Hernán Lacunza espera colocar deuda por u$s4.000 millones este año.
Mar del Plata - Quien conduce la economía bonaerense, Hernán Lacunza, descartó que se esté frente a peligroso festival de deuda. "No estamos endeudándonos para pagar salarios, sino para obra. De hecho, si no hiciéramos obras o si mantuviéramos el nivel de obra del Gobierno anterior no habría déficit", asegura. El ministro de María Eugenia Vidal habló con Ambito Financiero el viernes, en el marco del 52° Coloquio de Idea.

Periodista: Tras la emisión de deuda de hoy (por el viernes) ¿cómo sigue el programa financiero?

Hernán Lacunza: Es el tercer tramo del año. Hicimos la primera en enero. En marzo colocamos u$s1.250 millones, en junio colocamos u$s1.000 millones. El presupuesto, la autorización para emitir es igual a la de este año, $60.000 millones. En términos reales es menor. Por ejemplo, este año eran u$s4.000 millones, mientras que el año que viene serán u$s3.300 millones. Esto es porque tenemos las cuentas más ordenadas, saneamos parte de los esqueletos financieros que teníamos en el placard, los pagos a los proveedores están al día, municipios y los salarios también. Tenemos que financiar la obra pública. A eso va la deuda. El año que viene tenemos para gastos de capital unos $43.000 millones en presupuesto.

P: Hay una sensación de que se está frente a un peligroso festival de deuda provincial. La Nación acompaña. ¿Cuál es el límite?

H.L.: No estamos endeudándonos para pagar salarios, sino para obra. De hecho, si no hiciéramos obras o si mantuviéramos el nivel de obra del Gobierno anterior no habría déficit. El déficit corriente presupuestado para el año que viene sería cero. Todo el pedido de endeudamiento va para gastos de infraestructura y para renovación de deuda anterior. Tenemos para el año que viene unos $25.000 millones de deuda que queremos renovar. Entonces, para el año que viene tenemos estos $25.000 millones de renovación más los $35.000 de déficit por infraestructura están justificados los $60.000 millones. Entiendo la tensión que hay en el tema de la deuda, más por nuestro pasado. Si uno mira los niveles de hoy son muy bajos en términos históricos y relativo a otros países. Pero por supuesto que hay que prestarle atención porque no podemos desconocer que las crisis y el stress se generan en períodos de abundancia, no de escasez. Creo que no tenemos que pasarnos de vueltas, estamos lejos de eso, es sano que suenen las alertas temprano, pero hay que saber que estamos en una economía en recesión con un déficit muy profundo. No se pueden corregir todos los desequilibrios al mismo tiempo.

P: La presión impositiva a empresas y familias es muy alta en paralelo...

H.L.: Es una de las más altas de la historia. Nos gustaría bajarla y tenemos ese objetivo para el fin del mandato, para 2019. Este año ya hicimos algún gesto en materia de ingresos brutos. Se bajó al comercio minorista la alícuota del 3% al 2,5%, al sector de la carne, que opera muy en la marginalidad, se le bajó la alícuota del 0,75% al 0,5% para atraerlo a la formalidad. Son gestos para marcar el camino. Vamos a hacer una estructura tributaria que tenga menos impuestos distorsivos que tenga menos sobre ingresos brutos y más sobre el patrimonio. La contracara es que no podemos bajar demasiado porque agravaríamos el déficit fiscal. A la larga los déficits no lo pagan los gobiernos, sino los contribuyentes. No podemos ser irresponsables. El año que viene, en términos reales va a ser un poco menor al de este año en términos del PBI, del 0,2% al 0,19%, pero haciendo obra pública. En cuanto a las familias, está el Impuesto Inmobiliario. Tres de cada cuatro familias que pagan $40 por mes, en promedio, van a pagar $54. En términos porcentuales un 35% parece un número muy alto, pero son $14 pesos por mes.

P: ¿La actividad en la provincia da señales de tocar fondo?

H.L.: En el primer semestre la actividad cayó más o menos parecido a la de la Nación, un 1,5%. Obviamente, por toda la transición hacia corregir los desequilibrios. Para el año que viene tenemos un presupuestado 3,5% de crecimiento. Ahora está más planchada. El empleo no crece ni baja, sí la obra pública para el año que viene implica un aumento de 100.000 puestos adicionales. El año que viene vamos a invertir en obra pública cuatro veces más que en 2015, sólo en la provincia. El gasto respecto de esta cuestión en el presupuesto pasa del 3,5% en 2015, al 6,5% en 2016 y al 8,5% en 2017.

Entrevista de Guillermo Laborda

Dejá tu comentario