Lanzan campaña de defensa de INDEC: dicen que “democratizó información”

Edición Impresa

Con el paradójico título «INDEC: un caso de democratización de la información», tres economistas alineados con la gestión kirchnerista (Juan Manuel Vázquez Blanco, Santiago Fraschina y Roberto Rojas) organizaron una charla hoy en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA con la asistencia de Norberto Itzcovich, director técnico del INDEC, en la que buscarán convencer de que no se manipulan los datos y que «la gestión actual hizo lo que ninguno de los anteriores se animó a hacer». A más de cuatro años de la tergiversación de las cifras del IPC, muchos trabajadores fueron despedidos y otros denunciaron ser perseguidos dentro del INDEC, situación no muy democrática. Tampoco el hecho de que la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Guillermo Moreno, multe a consultoras por elaborar relevamientos de precios que «carecen de rigor científico».

Sin embargo, para Vázquez Blanco, Fraschina (ambos de la UBA) y Roberto Rojas (vicepresidente de la Unidad de Investigación, Estadística y Planificación Estratégica de Lanús), desde 2007 hubo un cambio para bien en el INDEC. Así lo dejarán saber hoy, a las 19, en el encuentro en el que además difundirán un documento en el que fijan su postura de respaldo a la actual gestión del organismo y también a la elaboración del IPC. Estos tres economistas, junto con otros, conforman el Foro de Economía Política del Bicentenario, un espacio que organiza charlas de las que surgió el libro «Aportes de la economía política del Bicentenario».

«Seguramente hay errores y aspectos que falten mejorar, pero muchas de las cosas están bien», defendió Vázquez Blanco en diálogo con este diario. En ese sentido, señaló que «hay muchos intelectuales y especialistas que no profundizaron con respecto al INDEC».

Pero durante estos cuatro años las críticas no provinieron desde improvisados. Especialistas en estadísticas internacionales pusieron en duda las cifras, y, para nombrar sólo un ejemplo, en la Argentina y a pedido del Gobierno se creó el Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento (CAES), conformado por cinco universidades nacionales, que elaboró un duro informe tanto sobre el IPC como de la estructura organizativa del INDEC. Este documento esbozó recomendaciones para el organismo que no fueron tenidas en cuenta.

«Creemos que es hora de dejar de hacerse el distraído y jugarse, para dejar de ser blandos y seguir haciéndole el juego al statu quo», justificó Vázquez Blanco. «El INDEC es un ejemplo de lo difícil que es avanzar desde lo público para desarmar los intereses privados que se ponen por encima de las prioridades de Estado», resaltó.

Dejá tu comentario