Le dieron una mano a Tigre

Edición Impresa

TM Tigre se benefició de un error arbitral y terminó quedándose con un triunfo que le permite hasta aspirar con pelear por el campeonato.

En un partido parejo, el árbitro Diego Ceballos vio mano intencional de Mauro Cetto, en un remate de Botta que le pegó en el pecho, y cobró un penal, que le dio la posibilidad al propio Botta de marcar el único gol del partido.

San Lorenzo había salido a atacar desde el primer minuto, tratando de encerrar a Tigre en su campo, pero el equipo de Victoria juntó bien sus líneas y cuando recuperaba la pelota, salía de contraataque.

Así las cosas, con el partido de ida y vuelta, llegó el gol de Botta y Tigre perfeccionó su sistema, aprovechando la de-sesperación de San Lorenzo.

El equipo de Pizzi buscó por los costados con Franco Jara y Fabián Bordagaray, pero finalizó invariablemente en centros que favorecieron a los altos defensores tigrenses.

En un partido con pocas situaciones de gol, fue Tigre el que tuvo las más claras de contraataque, pero la falta de puntería de Federico Santander no le permitió sacar una diferencia más amplia y por eso sufrió hasta el final, para llevarse los tres puntos.

San Lorenzo atacó con más amor propio que fútbol y Stracqualursi chocó más de lo que jugó. Por eso, a pesar de casi monopolizar la pelota, llegó muy pocas veces, y en la más clara, apareció la mano salvadora de Javier García para defender el triunfo de Tigre.

San Lorenzo perdió el invicto y se vuelve a complicar con el promedio, después de haberle ganado a River y haber vivido su mejor semana en mucho tiempo.

Dejá tu comentario