Ley de gastos y pack tributario arañados: qué dicen los proyectos

Edición Impresa

El texto que giró el Poder Ejecutivo terminó tiendo más modificaciones. Nace fondo para subsidiar transporte en provincias. Transición molesta.

El Presupuesto 2019 que el Senado buscaba sancionar durante la madrugada de hoy proyecta, desde lo macro, un dólar promedio de $40,1, sin tener en cuenta la nueva política monetaria del Banco Central de las "bandas flotantes". Por otra parte, y según la letra del texto, la caída de la actividad económica será del 0,5% del PBI, arrastrada por el pésimo año que atraviesa el país. Además, la inflación estimada del 23% de enero a diciembre será todo un desafío para la gestión macrista, que ya descuenta más del 40% -como mínimo- para el corriente año.

Veamos los cambios al texto original que envió el Ejecutivo, que fue "arañado" ni bien ingresó a Diputados por parte de la oposición para ceder votos:

Se noqueó al artículo 53, que sustituía al artículo 65 de la Ley de Administración Financiera para que el Ejecutivo realizara "operaciones de crédito público para reestructurar la deuda pública" con mira en "las condiciones imperantes del mercado financiero". La norma actual marca que el Ejecutivo "podrá realizar operaciones de crédito público para reestructurar la deuda pública" en la medida en que "ello implique un mejoramiento de los montos, plazos y/o intereses de las operaciones originales". Al menos dos de esas condiciones deben cumplirse.

Con la suba de impuestos a los contribuyentes -en especial, Bienes Personales- nacerá un fondo de $6.500 millones para subsidiar al transporte. De esa caja, $5.000 millones se coparticiparán y $1.500 quedarán a discreción del Ejecutivo y del escurridizo ministro Guillermo Dietrich. Esta situación fue vendida como "de transición", ya que Nación consensuó a través de la adenda fiscal que serán los distritos los encargados de solucionar este problema.

Otras concesiones otorgadas fueron la ampliación de las partidas en $500 millones para el Conicet, mismo monto para el área de Cultura y $400 para el INTA. También se acrecentó en $100 millones las partidas para el Sedronar y en $900 millones para el programa de asistencia a la primera infancia.

La reducción de la "mesa chica" de la Unidad de Información Financiera (UIF) no será modificada, tras un pícaro intento del Ejecutivo que nada tuvo que ver con el debate en cuestión. También se dejaron las actuales atribuciones de jefatura de Gabinete para no reasignar partidas a gastos corrientes -sí continuará la habilitación para los gastos de capital-, además de un control detallado sobre créditos bilaterales. En cuanto a la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), que representa al 80% del haber mínimo previsional, habrá condiciones para acceder a ella aunque los monotributistas sociales podrán abrazarla por más que se encuentren en actividad.

Tras varias idas y vueltas, se pondrá un límite del 30% de retenciones para la soja y del 12% para el resto de los productos. En tanto, el criticado fideicomiso creado para sostener a las empresas que ganaron licitaciones de proyectos de Participación Público Privada (PPP) no sólo se mantendrá, sino que también se estirará hacia todas las provincias. Además, se dinamitaron retoques sobre el Código Aduanero.

No se incorporarán a Ganancias ítems extra otorgados a trabajadores en diferentes provincias y el "plus patagónico" en jubilaciones y asignaciones no será modificado. Por otra parte, se incorporó al Presupuesto la exención de impuestos internos a vinos espumantes para evitar decretos del Ejecutivo.

Adenda fiscal

Se trasladan competencias, servicios y funciones a distritos a cambio de un lamentable freno a la baja de impuestos provinciales acordados el año pasado. La adenda fue firmada por 18 gobernadores y el jefe de Gobierno de la Ciudad. Desde Buenos Aires insisten con actualizar el Fondo del Conurbano, pese a las millonadas que giró Nación en casi tres años a territorio bonaerense y la apabullante suba de tributos locales. Ahora, María Eugenia Vidal debe apoyarse en el serpenteante Sergio Massa y otros peronistas para endeudarse a través de la ley de gastos local 2019.

Ganancias

Para el caso de ajustes por inflación de balances no se impondrán actualizaciones en tercios -votadas el año pasado-, sino del 55%, 30% y 15%, respectivamente para los próximos tres períodos. A través de esta nueva cuenta, y con la alta inflación del corriente año, el Gobierno continuará con el festín recolector de Ganancias.

Además, se sustituyen disposiciones del ordenamiento tributario vigente: las expresiones "Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM)" e "Índice de Precios al por Mayor, nivel general" quedarán ahora por la de "Índice de Precios al Consumidor nivel general (IPC)" que suministre el INDEC, con la finalidad de homogeneizar los distintos procedimientos de corrección monetaria que conviven en la normativa tributaria vigente a nivel nacional.

Bienes Personales

El delirante proyecto -necesario para suplir los pedidos opositores para subsidiar al transporte, entre otras cuestiones- eleva el mínimo no imponible (MNI) a dos millones de pesos. Además, se establece una alícuota progresiva de 0,25%, 0,50% y 0,75% por el valor que exceda al mínimo no imponible. Bajo estos parámetros, quienes excedan el MNI hasta tres millones de pesos tributarán 0,25%. Para los que se encuentren en el parámetro de entre tres millones y hasta $18 millones, la alícuota se incrementará a 0,50%; y a partir de $18 millones se aplicará un 0,75%.

Tras abusivos aumentos de los inmobiliarios en varias provincias, se decidió que la valuación fiscal a utilizar será la de 2017 actualizada por inflación o hasta que el organismo federal -creado semanas atrás por decreto y repleto de una insólita burocracia- asuma ese compromiso. En el caso de los inmuebles rurales, se instauró un 0,25% plano pero Cambiemos quitó en el recinto de Diputados a las personas físicas y dejó a las jurídicas. En este proyecto, Pichetto logró descartar a las viviendas únicas de hasta $18 millones, por lo que la iniciativa volverá en segunda revisión a la cámara baja, que intentará sancionarla el miércoles próximo.

Cooperativas

La ley correctiva -que sancionará Diputados el miércoles próximo y que se activó para no modificar el trámite del Presupuesto- crea una contribución extraordinaria, de carácter transitorio, sobre el capital de cooperativas y mutuales que desarrollen "actividades de ahorro, de crédito y/o financieras y de seguros y/o reaseguros" por los dos primeros ejercicios fiscales a partir del 1 de enero de 2019. Quedan exceptuadas "las actividades de seguro de responsabilidad civil de vehículos automotores destinados al transporte público de pasajeros y las ART-Mutual".

Con un mínimo no imponible de $50 millones -entre otros parámetros-, la contribución "surgirá de aplicar el 3% sobre el capital imponible" determinado por la diferencia entre el activo y pasivo al cierre de cada período fiscal.

Monotributo

Pequeños productores cañeros de distintas regiones del país podrán acceder a un monotributo especial. Diputados quiso incorporar a tabacaleros y yerbateros, pero el justicialismo se disponía esta madrugada a insistir con la sanción del proyecto de los hasta anteayer peronistas José Alperovich y Beatriz Mirkin.

Dejá tu comentario