Llanto

Edición Impresa

El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi bajó ayer la tensión en torno del Gobierno del centroizquierdista Enrico Letta, al que sostienen sus diputados en el Parlamento, y afirmó que éste debe seguir adelante a pesar del revuelo político que generó la confirmación de la primera sentencia en su contra por fraude fiscal. Ante varios centenares de seguidores que le mostraron su apoyo en una concentración frente a su residencia de Roma, il Cavaliere tomó la palabra y, al borde de las lágrimas, subrayó que los intereses de Italia están por encima de todo.

Dejá tu comentario