23 de noviembre 2016 - 00:00

Llega a $27.000 M el costo fiscal de reforma

Es por suba de 15% del mínimo no imponible, y nuevas alícuotas y deducciones. Alivio: no cambiarán la alícuota máxima, hoy de 35%.

Llega a $27.000 M el costo fiscal de reforma
 El costo fiscal de los anuncios de ayer por el Impuesto a las Ganancias asciende a $27.000 millones. "Esto es en base a lo que hubiéramos recaudado sin modificaciones, y lo que estimamos recaudar al poner en marcha esta iniciativa", dijo ayer una fuente que participó de la redacción del proyecto enviado al Congreso. La iniciativa planteada por Sergio Massa tiene -según la misma fuente- un costo de 90.000 millones de pesos, pero "es difícil de estimar porque tiene errores técnicos en su redacción", agregó.

Pese a las intenciones de algunos funcionarios de elevar el 35% de la alícuota para los empleados con más altos ingresos, finalmente el proyecto oficial no incluye cambios en ese sentido. El mínimo no imponible se eleva 15% para todas las opciones, y se elimina la deducción por cónyuge. Como novedad se incluye también el pago para los que por primera vez queden alcanzados por Ganancias en la franja de menores ingresos, una alícuota de 2%. Y esa franja de menores ingresos se subdivide con una nueva alícuota de 5%.

Entre quienes participan de la reforma impositiva destacan que en comparación con otros países de la región, son pocos los argentinos que pagan Ganancias. Se incluye en la discusión a futuro el peso de los aportes a la seguridad social, que tienen generalmente un impacto mayor que Ganancias en el salario de bolsillo. Por ejemplo, si se considera un salario bruto de 52.000 pesos, contribuciones patronales de $13.000, los aportes a la seguridad social son de $8.840, determinando un salario neto de 43.160 pesos. Ahí entra en juego el Impuesto a las Ganancias, que en ese caso puntual representaría $7.056 determinando un salario de bolsillo final de $36.104. Así los aportes a la seguridad social son mayores a Ganancias y esos aportes no se discuten tanto como el tributo mencionado.

La presión impositiva o recaudación de Ganancias sobre los empleados en relación de dependencia era de sólo 0,1% del PBI en 1992. Con la creación de José Luis Machinea de la "tablita" en diciembre de 1999, lo recaudado pasó a ser de 0,6% del PBI. Desde 2012 entró en acción con la inflación, el impuesto silencioso. Más personas quedaban alcanzadas porque sus salarios trepaban por ajuste de paritarias y se mantenían los mínimos. Así llegó en 2015 al 1,44% del PBI lo recaudado.

Dejá tu comentario