Llegó a la Corte el primer amparo contra estatización de AFJP

Edición Impresa

La Corte Suprema de Justicia recibió ayer la primera acción de amparo contra la nueva ley previsional que estatizó los fondos de las AFJP. El caso llegó al máximo tribunal a través de un recurso de queja interpuesto luego de que la sala III de la Cámara Federal de Seguridad Social rechazó la vía del recurso extraordinario.

En el escrito presentado, el abogado Federico Bossi Ballester solicita que se acepte el recurso de queja, ya que la resolución del tribunal de alzada no estuvo bien fundada. Se argumenta que la Cámara rechazó la apelación «sin explicar cómo se arriba a dicha conclusión ni exteriorizar los fundamentos de ésta» y por eso «no satisface la obligación que incumbe a los jueces de fundar sus fallos».

El caso «Rossi» se inició a fines de 2008, días después de que se aprobó la Ley 26.425, que traspasó los aportes jubilatorios de las AFJP a la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES). La acción de amparo fue rechazada por la jueza federal N° 10 del fuero de Seguridad Social, María Emilia Postolovska, y su resolución fue confirmada por la sala III de la Cámara, en un fallo dividido. El camarista Martín Laclau votó a favor de que se hiciera lugar al amparo, mientras que el resto de los integrantes de la sala, Néstor Fasciolo y Juan Poclava Lafuente, votó en contra.

Insistencia

Al presentar un recurso extraordinario para que el caso llegara a la Corte, éste fue desestimado supuestamente de manera «arbitraria», según los amparistas; de ahí, el recurso de queja ante la Corte Suprema.

El escrito que llegó ayer al máximo tribunal también insiste sobre la gravedad de la cuestión que planeta el amparo y sostiene que la Ley 26.425 «con arbitrariedad e ilegalidad manifiesta restringe, altera y amenaza derechos y garantías del suscripto consagrados en la Constitución nacional», ya que la nueva disposición «implica una grosera y evidente violación al derecho de propiedad, de incuestionable raigambre constitucional».

El recurso de queja resalta, además, la «gravedad institucional» del caso, ya que «como es de público y notorio conocimiento, son diversos los casos en los que el organismo administrador de los fondos que integraban las CCI de los afiliados al sistema de capitalización (ANSES) ha decidido darles a éstos un notorio y evidente destino no previsional, vinculado, entre otros, al financiamiento de distintos emprendimientos de obra pública encarados por el Gobierno nacional».

Posibilidades

La Corte -que preside Ricardo Lorenzetti- tiene ahora dos posibilidades: rechazar el recurso de queja o revocar el fallo de la Cámara y declarar admisible el planteo. Esta última opción implica abrir la vía para resolver la cuestión de fondo a favor o en contra de los amparistas. Bossi Ballester ya adelantó que, si el máximo tribunal desestima el caso, lo llevará a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Paralelamente, el abogado lleva otro amparo que sí fue aceptado, esta vez, por la jueza Nº 5 del fuero de Seguridad Social, Elvira Muleiro. Este fallo fue apelado por la ANSES y se encuentra ahora en la Cámara, en la misma sala que rechazó el amparo Rossi. En este caso, Bossi Ballester también anuncia que apelará la resolución del tribunal de alzada, en caso de ser a favor del Estado, por lo que un nuevo amparo contra la ley previsional llegaría a la Corte.

Dejá tu comentario